El ERE de BMN arrancará el 1 de julio con las reducciones de jornada y las suspensiones temporales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A finales del pasado mes de mayo, BMN logró cerrar in extremis un acuerdo con los sindicatos para el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a 900 trabajadores. El pasado siete de junio se abrió el plazo para adherirse a las diferentes opciones que contempla el plan de ajuste, y tan pronto como el día uno de julio se pondrá en marcha el proceso, con las reducciones de jornada y las primeras suspensiones temporales.

En concreto, el acuerdo alcanzado con los sindicatos contempla el recorte de 125 puestos de trabajo a través de 625 reducciones de jornada del 20% (librando lunes o viernes). El plazo de adhesión estará abierto hasta el 21 de junio, y en caso de no cubrirse todas las plazas, será el propio BMN el que las designará. El período de duración de esta medida se iniciará el uno de julio, y finalizará en diciembre de 2017.

También el primero de julio comenzará el primer turno de las suspensiones temporales de empleo, para las que el plazo de adhesión finalizará el 21 de junio. El acuerdo contempla 125 suspensiones rotatorias de nueve meses con 600 euros mensuales en concepto de ayuda. La medida es voluntaria, pero al igual que en las reducciones de jornada, de no alcanzarse el mínimo, BMN designará los puestos.

Esta medida de flexibilidad interna se completará con 50 excedencias remuneradas voluntarias hasta el 31 de diciembre de 2017 (20% del bruto, con mínimo de 12.000 euros anuales). En este caso, el plazo de adhesión se abrió ayer lunes y finalizará el 10 de julio con carácter general y hasta el 19 de julio para empleados destinados en oficinas que se cierran y/o oficinas receptoras del negocio y empleados de servicios centrales cuyas unidades sean reestructuradas.

Las que aún no comenzarán a aplicarse serán las 170 bajas incentivadas acordadas, que incluyen indemnizaciones de 30 días por año y un tope de 22 mensualidades, más una prima de 2.100 euros por cada tres años trabajados y otra de entre 4.000 y 20.000 euros por voluntariedad. En caso de no alcanzarse esta cifra, se aplicaría una cláusula extintiva con 25 días por año y 16 mensualidades, aunque con un incremento de las condiciones en caso de no producirse recolocación.

Tampoco comenzarán a salir todavía los 200 trabajadores mayores de 50 años que se verán afectados por el ERE, y a los que se les ofrecen condiciones similares a otros acuerdos en el sector, con una media de unos 250.000 euros. Otros 150 empleados saldrán por la externalización de servicios, para lo que se negociarán garantías en materia de empleo y condiciones de los afectados, y 80 por la venta de la red en Madrid.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA