Los fondos internacionales ‘chantajean’ a Montoro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cristóbal Montoro está entre la espada y la pared. Los fondos internacionales de inversión han lanzado una ofensiva conjunta para que el Estado renuncie a su condición de acreedor preferente de las regiones españolas ‘rescatadas’ con la promesa de que así volverían a acudir a emisiones de deuda regional. Asegurar pagos a las arcas públicas centrales o intentar aprovechar la vuelta al mercado del apetito por el riesgo son las opciones del ministro de Hacienda.

Los inversores internacionales reclaman sin cesar que el Estado, a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), deje de tener privilegios a la hora de recibir pagos frente al resto de tenedores de deuda regional. Y, según fuentes citadas por la agencia Bloomberg, esta sería una posibilidad que ya se está barajando muy en serio en los despachos de Moncloa. El cambio de criterio no podría ser más oportuno, ya que en este momento se comienzan a gestionar los capitales que se dedicarán a este mecanismo para el ejercicio 2013.

Sin embargo, las reclamaciones de los fondos internacionales irían más allá al exigir que las arcas públicas perdiesen su condición ‘senior’ con carácter retroactivo. Esto es, que el fondo de rescate autonómico pierda por completo la preferencia de la que ahora goza para el cobro de deudas sobre el resto de acreedores de las nueve regiones españolas que ya han recurrido a este mecanismo: Cataluña, Andalucía, Valencia, Castilla-La Mancha, Murcia y las Islas Canarias y Baleares.

Y es que, desde que entró en juego el FLA en julio del año pasado, los tenedores de alrededor de 118 millones de euros en deuda de las regiones rescatadas han pasado a un segundo plano a la hora de cobrar. Un hecho que supone que si una comunidad autónoma anda escasa de liquidez quedaría obligada a consumirla por completo en pagar al Estado y tener que aplazar sus pagos al resto de prestamistas. Algo que, señalan algunos gestores de carteras, ciertamente ha dañado la capacidad de las regiones de acudir al mercado mayorista de financiación, incluso de las no rescatadas.

Mientras los fondos internacionales presionan a Montoro, las cifras también pesan sobre el tejado de su gabinete. El Tesoro se ha visto obligado a incrementar en un 24% la emisión neta de deuda prevista para este ejercicio 2013, con el fin de absorber la incapacidad de financiación propia de las autonomías españolas ya rescatadas. De hecho, un tercio de las emisiones planificadas se destinarán a capitalizar el FLA, calcula Bloomberg. Todo ello pese a que el año pasado las arcas públicas sobrepasaron en un 55% sus objetivos de financiación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA