Las agencias de ‘rating’ buscan negocio en las pruebas de resistencia de la banca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las agencias de calificación, en el origen de la crisis por los ‘ratings’ de grado de inversión que otorgaron a productos poco transparentes como las titulizaciones de hipotecas ‘subprime’, intentan ahora aprovechar la coyuntura de la propia crisis para buscar nuevos nichos de negocio. Un ejemplo son las pruebas de solvencia a las que se han sometido las entidades financieras, y que podrían ser periódicas.

Según un documento al que ha tenido acceso EL BOLETÍN, Moody’s Analytics, unidad de asesoramiento de la agencia, se ofrece para ayudar a las grandes entidades financieras del mundo “a definir, diseñar y aplicar programas eficaces de pruebas de estrés”. Tal y como destaca el documento “nuestras capacidades de análisis económico, modelación y software nos permiten ofrecerle (al banco) los conocimientos y las herramientas necesarias para desarrollar escenarios y modelos específicamente concebidos para las pruebas de estrés: carteras minoristas, mercados de capitales, carteras corporativas y de finanzas estructuradas”.

También ofrece mediante sus servicios “aportaciones prácticas para sus modelos de riesgo, análisis completo e información sobre capital, liquidez, ingresos y provisiones de las unidades de negocio para los miembros del consejo, así como procesos y gobierno adecuados para respaldar decisiones sólidas en materia de gestión y presentación de información obligatoria”. Además, el próximo 27 de octubre Moody’s Analytics celebrará en Madrid el “Foro de Buenas Prácticas sobre Pruebas de Estrés”.

Según una portavoz de la agencia consultada por EL BOLETÍN este seminario está destinado sobre todo a promocionar esta división en España. “No tanto para que los asistentes compren estos servicios de asesoramiento en sí mismo como para darlos a conocer en nuestro país”, ha recalcado. Las agencias de rating (Moody’s, Fitch y S&P) han estado en el ojo del huracán desde el inicio de la crisis financiera hace tres años, acusadas de realizar análisis poco rigurosos o incluso promover títulos complejos de alto riesgo (SIV o CDO’s) a los que se otorgaba una calificación de grado de inversión.

La Comisión Europea quiere realizar de manera regular las pruebas de solvencia a los principales bancos del país, según ha señalado el comisario de Mercados Internos y Servicios de la UE, Michael Barnier. En concreto, la UE pretende realizar estas pruebas una vez al año, tal y como ya publicó EL BOLETÍN. Las pruebas de resistencia publicadas el pasado mes de julio ayudaron a devolver la confianza en el interbancario y reabrir los mercados de deuda, si bien en las últimas semanas se ha puesto en duda la rigurosidad de estos test.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA