Goirigolzarri promete “dejarse la vida” para que Bankia devuelva las ayudas públicas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha señalado que tanto él como su equipo “estamos comprometidos y nos vamos a dejar la piel y la vida” para que la entidad devuelva las ayudas públicas, que ascienden a casi 18.000 millones de euros.

Durante la presentación del Plan estratégico 2013-2015, Goirigolzarri ha señalado que “no puedo asegurar nada, pero el equipo está muy comprometido y se va a dejar la piel”. “Hay dos tipos de ayudas, las que se dan y no se devolverán nunca y las nuestras, que se entregan a un equipo gestor que tiene el máximo interés en sacarlas rendimiento” para que no cuesten dinero a los contribuyentes.

En ese sentido, Goirigolzarri, que ha destacado que su intención es seguir al frente de Bankia siempre que “me respeten las lesiones”, ha defendido que en relación al tamaño de la entidad, las ayudas públicas han sido menores que en otras entidades, tanto europeas como españolas.

El banquero vasco ha presentado hoy el nuevo plan estratégico del banco para el período 2013-2015, que se ve limitado por la restructuración obligada por Bruselas. En lo que refiere a la capacidad instalada, la entidad reducirá en un 28% su plantilla, hasta dejarla en unos 14.500 empleados, y en un 39% la red de sucursales, que pasarán a un entorno de entre 1.900 o 2.000.

En esa línea, la dirección de Bankia iniciará de inmediato los contactos con los sindicatos para acometer este recorte y buscar un acuerdo, según ha señalado Goirigolzarri, que ha añadido que la cifra de despidos se encontrará por debajo de las 6.000 bajas anunciadas, ya que dentro de esa cifra se incluirán probablemente la venta de líneas de negocio, como puede ser la filial del banco en Miami (City National Bank of Florida)

El plan estratégico de Bankia, que prevé el regreso de beneficios a la entidad en 2013, está basado en la mejora de la rentabilidad a través de cuatro ejes: fortalecer el posicionamiento competitivo; requilibrar el balance; mejorar el nivel de eficiencia; y reducir la prima de riesgo.

En su intervención, Goirigolzarri ha apuntado asimismo que dentro de los requisitos de desinversiones exigidos por Bruselas para recibir el rescate, se encuentra la participación que tiene el grupo en la aseguradora Mapfre, que ha sido durante los últimos años uno de sus principales socios. Actualmente esta participación roza el 15%.

Goirigolzarri ha destacado que ya ha comunicado la decisión adoptada por el FROB a su socia. El banco también tiene participaciones significativas en empresas como IAG o Indra entre muchas, que también deberán venderse en un plazo de cinco años.

Las limitaciones en términos de actividades no son tan relevantes para Bankia y ya estaban incluidas en el Plan estratégico. “No tenemos que vender la banca privada, porque está totalmente imbricada en nuestro negocio”, ha defendido el presidente de Bankia, que en la misma línea ha señalado que “lo mismo” ocurre con la banca mayorista, ya que “no tenemos operaciones sofisticadas con excepción de un par de operaciones”.

Preferentes

Por su parte, el director general del banco, José Sevilla, ha explicado que la conversión de participaciones preferentes en acciones se realizará con un precio medio de canje estimado del 61% respecto al nominal, lo que se traduce en que los clientes atrapados en estos productos perderán un 39% de su inversión.

En el caso de la deuda subordinada perpetua el canje se realizará al 54% del nominal, y en la deuda subordinada con vencimiento del 86%. En total, el descuento para los clientes oscila entre el 46% y el 14%, sin incluir en esas cifras los intereses ya recibidos por estos títulos, según ha explicado Sevilla.

El canje de estos instrumentos híbridos por capital (acciones) de Bankia generará hasta 6.500 millones de euros al grupo, lo que reducirá sensiblemente la inyección de fondos públicos, que, tras descontar otros 200 millones por el traspaso de activos inmobiliarios al ‘banco malo’ finalmente será de 17.959 millones de euros.

En esta cifra se incluye el anticipo de 4.500 millones de euros otorgado por el FROB el pasado 12 de septiembre, por lo que la aportación pendiente de realizar por fondos públicos es de 13.459 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA