Guindos se lava las manos en los nuevos despidos de las cajas quebradas: “Es algo que decide Bruselas”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que la inyección de capital que autorizará el miércoles la Comisión Europea para los bancos nacionalizados -Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco de Valencia- ascenderá a 37.000 millones de euros, a los que hay que sumar la cantidad que se dedique a poner el Sareb, el conocido como ‘banco malo’.

De Guindos ha eludido aclarar cuántos despidos y cierres de oficina pedirá Bruselas en los planes de reestructuración de estas entidades, pero ha asegurado que los bancos dispondrán de un plazo de cinco años para aplicar las reducciones de tamaño que exija el comisario de Competencia, Joaquín Almunia.

Guindos estima que el importe total del rescate bancario «puede estar en el entorno de los 40.000 millones de euros, que es siempre la cifra que hemos estado manejando, que supone aproximadamente un 3,5%, un poquito más, de lo que es el interior bruto de España».

Por lo que se refiere a los planes de reestructuración de los bancos nacionalizados -que serán aprobados el 28 de noviembre por el comisario de Competencia, Joaquín Almunia- Guindos ha explicado que en ellos se establecerá «la senda del exceso de capacidad en un plazo de tiempo relativamente dilatado de cinco años».

El ministro ha eludido hablar de cifras alegando que «no es el Gobierno español el que lo determina, es la dirección general de Competencia», aunque ha admitido que los planes ya han sido aprobados por el Banco de España.
En estos planes también se concretará, ha indicado, cómo debe hacerse «la conversión de preferentes en diferentes alternativas, lo que se denomina la distribución de la carga».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA