Caja Madrid y Bancaja aceleran la liquidación de los pisos que se adjudicaron por los impagos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Caja Madrid y Bancaja aceleran la venta de los inmuebles adjudicados durante la crisis, que suponen un fuerte lastre para sus balances, con vistas a la fusión fría que lideran junto a otras cinco entidades de menor tamaño, y que las asambleas de las respectivas cajas harán oficial el próximo 14 de septiembre.

Caja Madrid ya anunció a finales de julio que vendió en los cinco primeros meses del año 1.237 inmuebles, un 600% más que en el mismo período del año anterior. Esta cifra supone un crecimiento de cerca del 19% respecto al número de inmuebles que la entidad vendió en todo el año 2009.

Este incremento ha permitido a la entidad obtener unos ingresos de 158,87 millones de euros en los cinco primeros meses del año. El 50% de los inmuebles se vendieron en la Comunidad de Madrid y el otro 50% en el resto del territorio nacional. El plan de venta se complementa con una financiación hipotecaria preferente, que financia hasta el 100% de la inversión, al Euríbor más 0,90 y un plazo máximo de 40 años.

Aún mayor ha sido el esfuerzo realizado por Bancaja. La caja presidida por José Luis Olivas vendió en los cinco primeros meses del año 2.500 viviendas por un precio aproximado de 400 millones de euros, según publica el diario Levante. Todos estos pisos se han vendido mediante la oferta del Compromiso Vivienda Bancaja, por la cual la entidad permite contratar una hipoteca en la que durante los tres primeros años no se paga ninguna cuota, ni capital ni intereses.

Pese a este esfuerzo, según las cuentas consolidadas remitidas por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), correspondientes al primer semestre de 2010, el volumen de esos activos se situaba al finalizar el mes de junio en 3.666 millones de euros, lo que representa un incremento del 14,3% respecto a diciembre de 2009, cuando esa cifra era de 3.205 millones.

No sólo las cajas intentan aligerar sus balances de inmuebles, sino que los bancos siguen la misma dirección. En ese sentido, el Ministerio de Vivienda está dispuesto a ampliar la colaboración con los bancos para dar salida a su stock de viviendas a través de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), como ya está haciendo con los excedentes de las cajas de ahorros y los promotores, según ha señalado la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en una entrevista concedida a Europa Press.

Según el último balance de Vivienda, son ya 240 los promotores que han cedido viviendas a la SPA para su comercialización, un total de 30.600 inmuebles a los que se suman otros 5.200 que las cajas han ofrecido a la entidad en los dos meses transcurridos desde que el Ministerio firmó un acuerdo marco con la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).