De Guindos facilita a Rato una salida discreta de Caja Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Rodrigo Rato podrá ahorrarse el mal trago de tener que comparecer ante la Asamblea de Caja Madrid para responder de su labor y dejar su cargo como presidente de la entidad gracias a una reforma regulatoria introducida por el Gobierno, que obligará a finales de año a convertirse en fundaciones especiales a la mayor parte de las cajas de ahorros.

Una reforma introducida en el decreto ley sobre los órganos de gobierno que actualmente se está tramitando establece que las cajas que tengan menos de un 25% de los bancos a los que traspasaron su negocio se convertirán en fundaciones de carácter especial en un plazo no superior a cinco meses desde la pérdida de ese porcentaje. Según publica Valenciaplaza.com, en el caso de que el plazo se haya cumplido, como en el de las cajas fundadoras de Bankia, el proceso será inmediato, con el cese de todos sus órganos directivos y el nombramiento de un protectorado a cargo de las Comunidades Autónomas encargado de realizar la transformación.

Esto librará a Rato, que abandonó la presidencia de Bankia hace ya seis meses, de tener que convocar y comparecer en la Asamblea de Caja Madrid para convertir a la entidad en fundación. En principio, estaba previsto que el pasado mes de julio se reuniese este órgano, pero ésta reunión se retrasó hasta septiembre. Pasó este mes y llegó octubre, y tampoco se celebró. Una de las posibles causas del retraso, la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que sacudió la política regional.

No obstante, se da por hecho que antes de finales de año Rato abandonará su cargo como presidente de Caja Madrid. Existen dos fechas clave: el 28 de noviembre, cuando Bruselas aprobará previsiblemente la recapitalización de Bankia, que necesita casi 25.000 millones de euros; y el 20 de diciembre, cuando Rato deberá comparecer ante la Audiencia Nacional por el caso Bankia.

La Asamblea de Caja Madrid está constituida en la actualidad por 343 consejeros generales que representan a cinco grupos: Comunidad de Madrid, con 53 consejeros generales; Ayuntamientos, con 80; Impositores, con 112; Empleados, con 36; y Entidades Representativas, con 62 consejeros generales. Al frente de todos ellos, el presidente de la caja, Rodrigo Rato, que llegó a la entidad como apuesta personal de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Normalmente, se celebran al menos dos reuniones de la asamblea al año y por cada una cada consejero se embolsa 1.282 euros brutos (833 euros netos), después de que hace dos años se recortara un 5%. No obstante, no todos los consejeros tienen derecho a cobrar estas dietas: sí lo hacen, por ejemplo, los altos cargos de la Comunidad de Madrid, pero no los concejales del ayuntamiento capitalino.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA