El Santander anima a Rajoy a pedir el rescate: “La prima de riesgo bajaría 200 puntos”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha dado a entender hoy que vería “con buenos ojos” que España pida el rescate para frenar las dudas sobre la economía española, puesto que su “impresión” es que las compras de deuda del BCE contribuirían a reducir hasta en 200 puntos básicos la prima de riesgo y facilitarían la financiación de las entidades españolas.

“Sería bueno para todos, no sólo para el Tesoro”, ha señalado Sáenz durante la rueda de prensa para presentar los resultados del banco de los nueve primeros meses del año, en la que ha coincidido con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al asegurar que 2013 será el único año de la recesión en España.

Según los cálculos del banquero vasco, en el último tramo de 2013 la economía española “tocará fondo y comenzará a crecer”, si bien ha advertido que “la recuperación será lenta”. En ese sentido, “España se ve como un país que va avanzando en positivo y resolviendo sus problemas”, ha dicho Sáenz, que ha considerado que las pruebas de solvencia de Oliver Wyman “han sido bien aceptados y han consolidado la credibilidad del Gobierno español en cuanto a la forma de gestionar la reestructuración financiera y los problemas en general”.

El consejero delegado del Santander se ha referido también al ‘banco malo’ que el Gobierno aprobará el próximo mes de noviembre, aunque ha evitado señalar si la entidad invertirá en esta sociedad “no está definido bien y no sabemos lo que va a ocurrir”. “Está completamente abierto”, ha reconocido.

Sobre la reestructuración del sector financiero, Sáenz ha dado su voto de confianza a las entidades que se encuentran “en una zona gris” y que a su juicio no tendrán que ser finalmente nacionalizadas, sino que lograrán levantar el capital necesario por sus propios medios o a través de “algún matrimonio”.

En el caso de las entidades ya nacionalizadas, se ha mostrado a favor de que sus subastas se resuelvan cuanto antes, “sea de una forma o de otra”. En ese sentido, el Santander concurrirá a la primera ronda de toma de contacto para presentar una oferta, aunque Sáenz ha descartado señalar si finalmente el banco realizará alguna compra.

Resultados

El Santander ganó hasta septiembre 1.804 millones de euros, lo que supone un descenso del 66% con respecto a los nueve primeros meses de 2011. Esta caída se produce después de que el grupo haya destinado 3.475 millones netos para la cobertura del riesgo inmobiliario en España, con lo que ya tiene cubierta al 90% la nueva normativa de provisiones del ladrillo.

Según ha comunicado la entidad, el beneficio ordinario obtenido de enero a septiembre asciende 4.250 millones, al que se suman 1.029 millones de plusvalías obtenidos, principalmente con la venta de la unidad de Colombia y con el reaseguro de la cartera de seguros de vida de España y Portugal. Por tanto, antes de las citadas provisiones, las ganancias en el período alcanzaron los 5.279 millones de euros.

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha señalado en un comunicado que “la capacidad de generación de resultados de Banco Santander nos permite hacer un fuerte saneamiento inmobiliario en España en 2012 y aumentar notablemente la cobertura de morosos. En nueve meses hemos generado un beneficio antes de provisiones de 18.184 millones”.

La tasa de morosidad del grupo se situó en el 4,33%, lo que supone un aumento de 0,47 puntos con respecto a un año antes y 0,22 en el trimestre. En España, la mora alcanzó un 6,38%, con un aumento de 0,89 puntos en el año pero muy por debajo de la media del sector, que supera ya el 10%. El importe de la inversión crediticia neta del grupo se situó en 754.094 millones al cierre de septiembre de 2012, un 3% más que hace un año, aunque en España se registró una caída del 7%. En lo que respecta a la solvencia, el core capital alcanzó el 10,4%, frente al 10,0% del cierre de 2011.

Diversificación

La filial en Brasil volvió a convertirse en el motor del beneficio de Banco Santander, que ganó de enero a septiembre 1.804 millones de euros tras un esfuerzo de saneamiento de 4.250 millones que le permite tener cubierta ya al 90% la nueva normativa española sobre riesgos inmobiliarios.

El consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha puesto énfasis en destacar que la diversificación geográfica fue de nuevo clave para entender «la capacidad del grupo de generar resultados de forma sostenida». De hecho, el resultado antes de provisiones arroja un beneficio de 5.279 millones de euros, un 5,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

Brasil continúa siendo la joya de la corona del Santander, aportando un 26% del beneficio del grupo antes de provisiones. En total, la entidad que preside Emilio Botín ganó en el país 2.162 millones de dólares (1.689 millones de euros), que representan un 9% menos en dólares constantes y un 1% más sin perímetro.

Los ingresos, crecieron un 14% hasta los 5.243 millones de dólares, con un aumento de un 10% en créditos y de un 4% en dudosos.

Tras Brasil, México aportó un 13% del beneficio, con una cifra de 1.065 millones de dólares (832 millones de euros). En dólares constantes el resultado representa un incremento del 14%, un 16% sin perímetro, tendencia que el banco considera que se mantendrá en los próximos trimestres.

En todo el conjunto de Latinoamérica, el beneficio atribuido alcanzó los 3.306 millones de euros, un 6% menos por la venta del negocio en Colombia y los minoritarios, aunque el crédito subió un 6% y los depósitos un 3%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA