El vencimiento de los bonos patrióticos ‘ahoga’ a la Junta de Andalucía

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Junta de Andalucía, que ha solicitado al Gobierno un anticipo de 1.000 millones de euros mientras estudia si acudir al fondo de rescate, colocó en septiembre del año pasado 600 millones de euros en bonos patrióticos a un plazo con un tipo de interés del 4,25%. A un plazo de un año, el vencimiento se producirá este mismo mes.

La oferta de la Junta estaba destinada exclusivamente a particulares, con un importe mínimo de suscripción de 1.000 euros, sin que pudiesen adquirirse importes superiores a 2.000.000 de euros por inversor.

La operación se podía hacer a través de doce entidades: CaixaBank, Unicaja, Deutsche Bank, Barclays Bank, Grupo Cajamar, Banco de Sabadell (incluyendo Banco Urquijo y Banco Guipuzcoano), Banco Mare Nostrum (Caja General de Granada, Caja de Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra), CatalunyaCaixa, Caja Rural de Granada, BBK Bank Cajasur, Caja Rural del Sur (Caja Rural de Córdoba y Caja Rural de Extremadura), e Ibercaja.

La Junta aún lanzó otra emisión de bonos patrióticos en febrero de este año, en títulos a un 5% y vencimiento a un año y a un 5,5% a dos años, por otros 600 millones de euros. En seis meses deberá afrontar el primero de estos vencimientos.

La consejera de la Presidencia de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado hoy que la Junta de José Antonio Griñán ha solicitado al Gobierno un “anticipo” de 1.000 millones de euros ante sus necesidades de liquidez. Este dinero, a cuenta de su participación en los ingresos del Estado por impuestos, se pide mientras valora si se acoge o no al Fondo de Liquidez Autonómico.

“Mientras el Gobierno procede a la definición de cuáles son las condiciones en las que las comunidades autónomas se acogerán al Fondo de Liquidez Autonómico, y visto que otras comunidades autónomas lo están solicitando, como Gobierno andaluz hemos solicitado este anticipo porque necesitamos liquidez”, ha desvelado Díaz.

Esta iniciativa no debe sorprender a nadie, según ha asegurado la ‘mano derecha’ de Griñán en la Junta, ya que la propia Díaz ha recordado que la Comunidad Valenciana el pasado mes de junio hizo lo mismo al solicitar 300 millones como anticipo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA