Las entidades se resisten a trasladar la bajada de tipos a los préstamos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La bajada que el Banco Central Europeo (BCE) ha llevado a cabo en el precio del dinero en el último año no se ha trasladado de igual modo a los intereses que cobran los bancos y cajas de ahorro españoles en los créditos personales que a las rentabilidades que ofrecen los depósitos de estas mismas entidades financieras.


 


Según datos del Banco de España (BdE), los bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito, cobraban en marzo una media de un 10,25% TAE por la concesión de un nuevo préstamo al consumo con plazo de hasta un año, cuando en marzo de 2008 pedían un 10,59%, una caída de apenas un 0,32%.


 


Desde octubre del año pasado, el BCE ha reducido los tipos en 325 puntos básicos, lo que ha llevado la tasa de referencia desde el 4,25% al 1% actual. La bajada en los tipos de interés sí se ha reflejado con más claridad en las rentabilidades que ofrecen los depósitos. Según un informe de Consumer Eroski, mientras en julio del año pasado llegaron a comercializarse depósitos al 6% TAE a un año, hoy el interés más alto ronda el 3%, lo que significa una reducción de un 50%.


 


Fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) señalan que la subida de la mora y las expectativas de que siga creciendo explican que, aunque las entidades de crédito trasladen toda la caída del tipo oficial del BCE al crédito, simultáneamente tengan que “ajustar al alza la prima de riesgo por morosidad”. La morosidad de las entidades de crédito españolas se situó en el pasado mes de marzo, últimas cifras ofrecidas por el BdE, en el 4,15%.


 


La tasa cuadriplica a la registrada en el mismo mes de 2008, cuando los créditos dudosos se situaron en el 1,12%. Además, la tasa de morosidad media de las entidades españolas se eleva por encima del 7% en los préstamos al consumo, lo que hace más reticentes a bancos y cajas a la hora de ofrecer préstamos.


 


Otra razón que aducen las entidades para explicar el margen es que en el mercado mayorista la crisis les ha obligado a pagar más a quienes suscriben los títulos que emiten, a pesar de los avales del Estado y de la compra de activos a través de las subastas producidas en el marco del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF).


 


No obstante, y según datos de la patronal de banca, “como mínimo, en el 87% del nuevo crédito concedido por los bancos se está reduciendo los tipos nominales que se aplican a los clientes”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA