El IPC británico se ajusta para los «ciclistas veganos amantes de la ginebra»

Bandera del Reino Unido

Al igual que el INE, la Oficina Nacional de Estadística británica ha actualizado la inflación para incluir las nuevas tendencias de consumo. La Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido (ONS) acaba de actualizar el IPC para ajustarlo a los nuevos hábitos de consumo de los británicos, sobre todo de los ‘millenials’. Según Financial Times, “los ciclistas veganos amantes de la ginebra son los nuevos impulsores del gasto de los consumidores” a juzgar por las modificaciones de los componentes que determinan la inflación.
 
Por primera vez se incluyen leches no tradicionales como la de soja o la de avena y regresan la ginebra y los cascos de bicicletas que habían quedado fuera de la cesta de la inflación durante más de una década. Financial Times hace notar que el consumo de ginebra en Reino Unido se ha disparado en los últimos cuatro años.
 
Por el contrario, la ONS -que actualiza anualmente los componentes- ha sacado del cálculo del IPC los teléfonos móviles básicos, para que no interfieran en la valoración de los precios de los smartphones. Asimismo, ha incluido los ‘scooters’ infantiles en lugar de los columpios.
 
El pasado 15 de febrero el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó el primer Índice de Precios de Consumo (IPC) con nueva base tras modificar algunos de los componentes que lo determinan para reflejar mejor la realidad. Entre otras novedades, el nuevo IPC dejó de incluir las videocámaras, los DVD grabables y el brandy e incorporó los juegos de azar, el streaming de vídeo y música y las cápsulas de café.