El Banco de España eleva al 3,2% su previsión de crecimiento para España

Banco de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco de España considera que no se puede descartar que el “impacto negativo” de la falta de Gobierno “acabe produciéndose”. El Banco de España ha elevado hasta el 3,2% la previsión de crecimiento del PIB para este año, cuatro décimas más que su estimación anterior del mes de junio, mientras que para 2017 y 2018 mantiene sus estimaciones en el 2,3% y el 2,1%, respectivamente.
 
Según recoge Europa Press, la institución que dirige Luis María Linde destaca en su Boletín Económico el  “elevado grado de inercia” que posee la economía española y que, de momento, le ha permitido sortear los posibles «efectos adversos» derivados de la prolongación de la etapa de interinidad del Gobierno. Para 2017 y 2018 mantiene en el 2,3% y el 2,1% el crecimiento previsto.
 
No obstante, el Banco de España considera que no cabe descartar que el “impacto negativo” de la falta de Gobierno “acabe produciéndose”, ya que la interinidad del Ejecutivo está impidiendo, por un lado, acometer medidas para controlar el déficit y, por otro, está afectando a la confianza de los agentes privados y, por tanto, a sus decisiones de consumo, inversión y contratación.
 
La dilación del Gobierno de la nación, añade el Banco de España, afecta también al calendario de aprobación de las reformas estructurales que son necesarias para incrementar el crecimiento potencial de la economía. “Cualquier retraso en este sentido conlleva consecuencias adversas sobre la actividad, toda vez que habitualmente transcurren lapsos de tiempo no desdeñables entre la adopción de las medidas y el momento en que estas empiezan a surtir efectos palpables”, advierte.
 
En cuanto a la evolución del mercado de trabajo, el Banco de España prevé que se continúe creando empleo a tasas elevadas, con lo que mejora el crecimiento del empleo este año, hasta el 2,9% (cuatro décimas más que la estimación de junio) y mantiene en el 2% y el 1,8% la previsión para 2017 y 2018, respectivamente.
 
De esta forma, la tasa de paro se situará este año en el 19%, siete décimas menos que lo estimado en junio, bajará al 17,8% en 2017 (medio punto menos que la estimación previa) y se colocará por debajo del 17% en 2018 (16,7%), seis décimas menos de lo que predijo el Banco de España antes del verano.