El FROB pone en marcha la fusión entre Bankia y BMN

Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El FROB reconoce que estudia la fusión entre BMN y Bankia, aunque la decisión final corresponderá al próximo Gobierno. Tras varios meses de rumores recurrentes, todo parece indicar que el destino de Bankia y BMN, las dos entidades rescatadas que quedan en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es ir de la mano, después de que el fondo de rescate haya decidido “analizar la reorganización” de sus participadas.
 
Según ha comunicado Bankia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el FROB ha comunicado hoy a la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri “el acuerdo adoptado por su Comisión Rectora, en sesión celebrada en el día de hoy 28 de septiembre de 2016, a fin de poner en marcha las medidas necesarias para analizar la reordenación de sus entidades de crédito participadas, mediante la fusión Bankia y BMN explorando, al mismo tiempo, otras posibles alternativas”.
 
La entidad aclara que a fecha de hoy, se trata “exclusivamente” de una actuación de estudio “sin que, hasta el momento, se haya tomado decisión alguna para que la mencionada transacción se lleve a cabo. De tomarse alguna decisión, se realizaría el correspondiente anuncio”.
 
“Cualquier posible operación de integración se realizará con la finalidad de maximizar el valor del grupo Bankia para todos sus accionistas y, por tanto, optimizar la capacidad de recuperación de las ayudas públicas”, señala la entidad al regulador.
 
Según ha aclarado asimismo el FROB en un comunicado, el acuerdo aborda el análisis de la estrategia de fusión, y las demás opciones “para favorecer el más eficaz ejercicio de las obligaciones legales del FROB y, en particular, en aras de la utilización más eficiente de los recursos públicos”.
 
El fondo de rescate, que controla un 64% de Bankia y un 65% de BMN, asegura además que cualquier decisión “exigiría la posterior adopción de la decisión final en una Comisión Rectora con representantes de los Ministerios de un Gobierno en plenas funciones, y dentro del marco legal aplicable, en particular de ayudas de Estado, y previa obtención de las autorizaciones correspondientes”.