La deuda pública española no bajará hasta el límite del 60% del PIB hasta el 2036

Billetes de euro
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Ley de Estabilidad Presupuestaria fija este objetivo de deuda para 2020, por lo que habría un desfase de 16 años respecto a las previsiones.  La Ley de Estabilidad Presupuestaria establece un límite de la deuda del conjunto de las administraciones públicas del 60% del PIB para 2020, sin embargo, al ritmo actual, ese objetivo no se alcanzará hasta 16 años después. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha hecho cálculos y estima que habrá que esperar hasta 2036 para ver el endeudamiento público en esas cifras.
 
El organismo encargado de revisar las cuentas públicas observa un “un perfil sostenible o decreciente” del endeudamiento, “en especial a partir de 2018”, pero el ritmo no será suficiente para cumplir con los límites marcados.
 
Desglosado en los distintos subsectores, la Administración Central y los Fondos de la Seguridad Social, así como el conjunto de las comunidades autónomas tampoco cumplirán con las referencias fijadas en la norma (del 44% y del 13%, respectivamente) hasta 2036. Pero en el caso de las regiones de Castilla La-Mancha, Cataluña, Región de Murcia y la Comunitat Valenciana el objetivo es aún más lejano: “se irían más allá del 2040”, prevé la AIReF.
 
En las corporaciones locales, en cambio, la situación es más ventajosa y “podrían cumplir el objetivo del 3% del PIB este mismo año 2016”, apunta la Autoridad Fiscal en su Observatorio de deuda publicado este jueves.
 
¿Cuántos días tendría que trabajar para pagar la deuda pública?
 
Para “hacer más tangibles” las cifras de deuda, la AIReF ha calculado los días de trabajo necesarios por cada habitante de las distintas comunidades para hacer frente al pago de la deuda. El esfuerzo es mayor o menor dependiendo de la región.
 
Así, para afrontar el endeudamiento del total de las administraciones públicas que le corresponde, un extremeño debería trabajar 484 días. Un contribuyente de Castilla-La Mancha debería aportar los ingresos de 482 de trabajo; un valenciano, los recursos de 464 días; y un andaluz debería emplear 456.
 
En cambio, los madrileños deberían trabajar 252 días para amortizar la deuda; los vascos, 264; y los navarros, 292; debido al menor nivel de endeudamiento de estas regiones.