Kroes se unió a la sociedad offshore para ayudar a los Emiratos Árabes a hacerse con Enron

Comisión Europea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Neelie Kroes se saltó la legislación comunitaria al mismo tiempo que presionaba a las multinacionales que operaban en la UE a cumplirla. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, observa con angustia las últimas noticias. Al caso Durâo Barroso se le suma el de Neelie Kroes, comisaria de Competencia entre 2004 y 2010. Kroes se saltó la legislación comunitaria durante esos años al figurar como directora de una sociedad ‘offshore’ radicada en las Bahamas durante toda la primera década de este siglo.
 
Kroes, que hasta 2014 fue la comisaria de Agenda Digital, se ganó el apodo de “la dama de hierro holandesa” tras la firme presión que hizo a las multinacionales que operaban en la Unión Europea para que se ciñeran a la legislación europea. Sin embargo, ahora se ha sabido que mientras una mano la empleaba duramente, la otra la relajaba en el Caribe.
 
La ex comisaria fue ‘reclutada’ por los Emiratos Árabes Unidos entre los años 2000 y el 2009 en un fallido intento de ese país por hacerse con los activos de Enron, antes de que la compañía energética estadounidense colapsara. Para ello se creó la compañía offshore ‘Menta Holding Limited’, que tenía como otro de sus objetivos reducir la dependencia que tiene Europa del gas ruso.
 
Por lo tanto, Kroes fue parte responsable de esta compañía antes y durante su mandato en la nómina de comisaria de Competencia. Y no lo notificó a las autoridades europeas. El código de conducta para los comisarios afirma que “los comisionados no podrán ejercer ninguna otra activad profesional, retribuida o no”, así como están obligados a hacer públicas las actividades realizadas con intereses económicos – remuneradas o no –  durante los 10 años previos a la toma de poder.
 
De esta forma, Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, podría verse obligado a tomar medidas como ya las ha tomado con José Durâo Barroso, a quien ha pedido investigar por su fichaje por Goldman Sachs, uno de los bancos “que han contribuido, sabiéndolo o no, a la emergencia de una crisis financiera y económica enorme”. A Barroso la Comisión Europea le ha retirado todos los privilegios protocolarios y le tratará a partir de ahora como lobista y no como ex presidente de la Comisión. Dependiendo del resultado de la investigación, y de si finalmente se considera que ha violado el código de conducta, se le podría retirar también la pensión mensual vitalicia, que asciende a los 18.000 euros al mes.
 
Kroes podría recibir un ‘castigo’ similar al de Barroso si se determina que no cumplió los requisitos. Ella asegura que seguía como directora de la ‘offshore’ debido a un “descuido administrativo”. En cualquier caso, ya hay voces que destacan que el actual cargo de Kroes, empleada de alto rango de Bank of América y de Uber, es un ejemplo de las muchas puertas giratorias que están perjudicando la credibilidad de las instituciones europeas. Durante su etapa como comisaria de la Agenda Digital, Kroes defendió a capa y espada la legalidad de Uber.
 
La información revelada sobre su cuenta en Bahamas proviene de las 175.000 filtraciones que ha divulgado el Consorcio de Periodistas de Investigación, denominadas como ‘Bahama leaks’ y que en este caso han sido detalladas por el diario alemán Suddeütsche Zeitung’.