España tendrá todavía en 2020 casi el doble de paro que antes de la crisis

Oficina de empleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las previsiones de los expertos de Funcas estiman que la tasa será del 14,3% y que “una de cada cuatro personas en edad de trabajar permanecería en la inactividad”. La creación de empleo de calidad y la reducción de la deuda pública seguirán siendo retos difíciles de asumir para España en 2020. Así lo estiman los expertos de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que prevén que en dicho año la tasa de desempleo será aún superior al 14% y que el nivel de deuda no bajará del 100% del PIB.
 
“El 14,3% de la población activa seguiría en el paro en 2020, mientras que una de cada cuatro personas en edad de trabajar permanecería en la inactividad”, asegura el ‘think tank’ de economistas en sus previsiones. Antes de que comenzara la crisis en 2008, la tasa de desempleo se situaba en el 8,5%.
 
La institución habla de un “déficit de empleos” e insta a la puesta en marcha de “una estrategia con medidas específicas y sostenidas en el tiempo” para ponerle solución. Entre sus propuestas, destaca la adopción de medidas que faciliten la participación en el mercado laboral de jóvenes, mujeres y mayores de 55 años.
 
En cuanto a la deuda pública, augura que en porcentaje del PIB se situaría en niveles de 2016, es decir, entorno al 100%. Al respecto, los expertos entienden que el descenso del paro conllevará la disminución del gasto en prestaciones por desempleo, sin embargo, aumentará el gasto en pensiones y sanidad, en consonancia con el envejecimiento de la población.
 
En este escenario no se contemplan modificaciones sustanciales de impuestos ni cambios bruscos en los tipos de interés por parte del BCE. En este caso, Funcas asegura que “una normalización más rápida de la política monetaria”, es decir, una subida de tipos no gradual, repercutiría sobre el pago de intereses y provocaría un nuevo aumento de la deuda pública.
 
Desaceleración en 2017
 
Para este año, los economistas de Funcas son más optimistas y han mejorado una décima su estimación de crecimiento del PIB, hasta el 3,1%, prácticamente el doble del conjunto de la zona euro, que crecerá el 1,6%.
 
Sin embargo, prevén una desaceleración en 2017, con un crecimiento estimado del 2,3%, sin cambios respecto a la anterior previsión y medio punto más que en la zona euro. Estaría provocada por el consumo privado, cuyo crecimiento perderá fuerza por “la desaceleración que ya ha comenzado a notarse en la creación de empleo, por el estancamiento de los salarios y por el agotamiento del impacto de los recortes en materia de IRPF”. También un posible repunte de los precios del petróleo podría notarse en la renta disponible de los hogares. Por su parte, el consumo público tendrá una evolución moderada como consecuencia del fin del ciclo electoral y la necesidad de reducir el déficit.
 
Respecto al déficit publico, Funcas también ha hecho sus previsiones: estima que este año alcance el 4,6% del PIB, lo que supone 0,8 puntos por encima de lo esperado inicialmente, y que en 2017 se sitúe en el 3,6%, una desviación de medio punto respecto a los nuevos objetivos (3,1%).
 
Por otro la creación de empleo se moderará en 2017 respecto a 2016. Este año avanzará un 2,6%, mientras que el ejercicio que viene lo hará un 2%. Por su parte, “la tasa de paro, aunque en disminución, seguirá en un nivel elevado, casi el doble que en la zona euro”.