El Popular ultima un ajuste para un 18,5% de su plantilla

Sucursal del Banco Popular
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Popular estudia una reducción de plantilla que afectará a unos 2.800 trabajadores, incluyendo prejubilaciones y bajas voluntarias. Banco Popular estudia una reducción de plantilla que afectaría a 2.800 trabajadores, según ha adelantado hoy el diario Expansión. Este mismo martes está previsto que se inicien los primeros contactos entre la dirección y los sindicatos para llevar a cabo el ajuste, que incluirá prejubilaciones y bajas voluntarias.
 
Actualmente, el Popular cuenta con poco más de 15.000 empleados y 1.900 oficinas, por lo que el recorte afectará aproximadamente a un 18,5% de la plantilla. No obstante, el banco cuenta con más de 3.000 trabajadores con más de 55 años, por lo que las prejubilaciones podrían cubrir sobre el papel el total del ajuste.
 
Según señalan los analistas de Bankinter en un informe, el plan de recorte de costes se conocerá previsiblemente el próximo mes de octubre. La mejora de la eficiencia es uno de los objetivos clave establecidos en el plan estratégico junto a la reducción de activos problemáticos. El Popular espera ahorrar en torno a 175 millones de euros a partir de 2017 lo que representa en torno al 10,0% de los costes operativos y casi el 19,0% de los gastos de personal.
 
El coste estimado por la entidad ascendería a 375 millones de euros (el 22,0% del margen de explotación). Según la prensa económica, el plan de ajuste podría afectar a 2.800 trabajadores (el 18,5% de la plantilla actual) de los cuales el 20,0% se centraría en los servicios centrales y el resto en la red comercial.
 
La reducción de plantilla y de oficinas es parte del plan estratégico de la entidad para 2018 y que comenzó con una ampliación de capital de 2.500 millones de euros. Supone además la primera prueba de fuego para el nuevo consejero delegado, Pedro Larena, que acaba de coger los mandos para implementar este plan.