Liberbank vuelve a la Audiencia Nacional: esta vez por los ajustes unilaterales de 2013

Sucursal de Liberbank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las medidas unilaterales aplicadas por Liberbank antes del ERTE anulado, claves para dilucidar las compensaciones que el banco deberá pagar a los trabajadores. El vía crucis judicial de Liberbank tendrá un nuevo capítulo el próximo miércoles día 14 de septiembre, cuando tendrá lugar en la Audiencia Nacional la vista de las demandas presentadas por diversos sindicatos, entre ellos CSI y CSICA, contra las medidas aplicadas unilateralmente por la dirección en 2013, justo antes de que la entidad acordase con CCOO y UGT un ERTE que ya fue anulado por el Tribunal.
 
Tras unas infructuosas negociaciones en mayo de 2013, Liberbank aprobó una serie de ajustes de manera unilateral que motivó que todos los sindicatos presentasen una demanda de conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional. Sin embargo, en junio de ese mismo año el banco llegó a un acuerdo con CCOO y UGT para un ajuste que se aplicó hasta diciembre de ese año pero que fue anulado por la Audiencia Nacional por vulnerar la libertad sindical, siendo refrendado posteriormente por elTribunal Supremo.
 
La interpretación del banco fue que al ser anulado este ERTE, seguían vigentes las medidas aplicadas unilateralmente, lo que supondría una devolución a los trabajadores de unos seis millones de euros, frente a la interpretación de los sindicatos demandantes, que reclaman 65 millones.
 
Finalmente, y después de dos aplazamientos, el próximo 14 de septiembre se celebrará juicio en la Audiencia Nacional para dilucidar si las citadas medidas de ajuste que unilateralmente aplicó la empresa entre mediados de junio y primeros días de julio de 2013, estaban en suspenso, o dejaron de existir tras la firma del acuerdo alcanzado con UGT y CCOO.
 
Para CSICA, “el asunto está claro, pero sólo falta que así lo decrete la propia Sala de lo Social de la Audiencia Nacional” tras el juicio fijado para este miércoles ya que, según la propia sentencia de la Audiencia Nacional, las medidas unilaterales “quedaron sin efecto al alcanzarse acuerdo en procedimiento de mediación seguido ante el SIMA el 25-06-2013”.
 
En la misma línea, CSI considera que, “una vez anulado el ERE que estuvo en vigor hasta finales del 2013, no procede retrotraerse a las medidas previas a ese ERE, ya que éste sustituyó a dichas medidas (con carácter retroactivo, además) y todos los recortes salariales, traslados y pérdida de beneficios sociales se hicieron en base a dicho ERE, como así consta en las comunicaciones y en las propias nóminas, sin que se haya producido una convivencia o una complementariedad entre medidas unilaterales y ERE anulado”.