La sentencia de las cláusulas suelo frena la compraventa de viviendas en julio

Viviendas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las transacciones sobre viviendas usadas se incrementaron un 2,9% en tasa interanual, mientras que la compraventa de viviendas nuevas retrocedió un 6,5%. Tras varios meses subiendo a dos dígitos, la compraventa de viviendas moderó su subida al 1,1% en julio respecto al mismo mes de 2015, hasta sumar 33.084 operaciones, según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
La agencia estadística achaca en parte esta desaceleración a la aplicación de la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas de demora (cláusulas suelo). Una vez subsanados los defectos de las hipotecas afectadas, éstas se inscribirán en los Registros en los próximos meses.
 
Según apunta además, Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa, este moderado crecimiento del mes de julio “no debe hacer saltar las alarmas porque la tendencia es positiva”. “La reapertura del crédito, el interés de los inversores por el mercado español y la estabilización de los precios apuntan a que continuaremos en esta línea”, apunta en una nota.
 
“En lo que va de año, se han cerrado una media de 34.382 transacciones frente a las 29.629 de 2015, cuando el sector ya empezó a registrar un mayor dinamismo en las compraventas. Pero esta reactivación es muy desigual ya que se está produciendo por zonas. Mientras que en ciudades como Madrid y Barcelona se puede hablar de recuperación, en otros puntos del país siguen los números rojos”, explica Beatriz Toribio.
 
Un mes más, los datos del INE ponen de relieve que la vivienda de segunda mano es el motor de esta mejoría que está viviendo el sector, si bien, según la responsable de Estudios de Fotocasa “en 2016 acortaremos la brecha entre la vivienda nueva y la de segunda mano, ya que en muchas grandes ciudades existe una fuerte demanda de vivienda a estrenar y se está construyendo de nuevo”, concluye.
 
En concreto, las transacciones sobre viviendas usadas se incrementaron un 2,9% en tasa interanual, hasta totalizar 27.089 operaciones, mientras que la compraventa de viviendas nuevas retrocedió un 6,5% en tasa interanual, hasta 5.995 transacciones. El 89,4% de las viviendas transmitidas por compraventa en el séptimo mes del año fueron viviendas libres y el 10,6%, protegidas.