El Banco de Japón se plantea dar un paso más en su política de tipos negativos

Banco de Japón
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Japón sigue sin asomarse al 2% de inflación que desde hace tres años persigue su banco central, por lo que su gobernador no descarta ahondar en tipos negativos. El escenario de tipos negativos impuesto por los grandes bancos centrales del mundo pronto podría ir a más. El Banco de Japón se está planteando dar un paso más en esta insólita práctica con el objetivo de alentar la expansión de la economía del archipiélago, donde a pesar de su agresivo plan de estímulos el consumo permanece estancado.
 
A fecha de hoy, el precio oficial del yen japonés se sitúa en el -0,1% en una medida desconocida hasta ahora para incentivar el consumo y la inversión al restar atractivo al ahorro de capitales. Sin embargo, ante la ausencia de los efectos esperados por la autoridad monetaria del archipiélago, su gobernador Haruhiko Kuroda ha anunciado que pronto podría llegar otro recorte para el tipo de interés nipón, según declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.
 
Si bien Kuroda ha subrayado que en contra de alguno de sus colegas sí defiende que existe “un límite” para los programas de flexibilización monetaria, considera que los tipos negativos vigentes en Japón aún deja “un amplio margen para más recortes”. Un mensaje con el que más allá de adelantar movimientos del organismo que dirige planta cara a aquellos analistas y gestores que denunciaban que el Banco de Japón había agotado ya sus cartuchos para sacar a la economía nacional de su profundo letargo.
 
La próxima cita con el Banco de Japón comienza el próximo 20 de septiembre. Por dos días, la entidad central nipona llevará a cabo una “evaluación exhaustiva” de los efectos de tres años de políticas acomodaticias para insuflar nuevos bríos a la economía nacional. Será la penúltima de un mes cargado de decisiones en este sentido, pues este mismo jueves el Banco Central Europeo (BCE) hará lo propio, el Banco de Inglaterra decidirá sobre tipos el día 15 de este mismo mes y la Reserva Federal de EEUU anunciará si eleva el precio oficial del dólar el próximo miércoles 21 de este mismo septiembre.
 
El gobernador Kuroda ha hecho hincapié en que la evaluación de este trienio de medidas agresivas se centrará en analizar cómo alcanzar “la meta del 2% [de inflación] en el menor tiempo posible”. En este sentido, sí que ha anticipado ya que no se producirá en ningún caso “una menor relajación en materia de política monetaria” como aventuraban algunos expertos.