El crecimiento económico de la eurozona pierde impulso por la desaceleración de Alemania

Bandera de la Unión Europea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El indicador PMI, que muestra el estado de la actividad económica, cae a su lectura más baja en 19 meses y presiona al BCE para aprobar más estímulos. La economía de la zona euro está perdiendo impulso, no por el temor a las posibles consecuencias que podría tener el Brexit, sino debido, principalmente, a la desaceleración experimentada por Alemania. Estas son las conclusiones de la encuesta a gerentes de compra (PMI) que se ha dado a conocer este lunes, unos días antes de la reunión que mantendrá el jueves el BCE.
 
El índice elaborado mensualmente por la consultora Markit, un amplio indicador del estado de la actividad económica, cayó en agosto a los 52,9 puntos, su lectura más baja para el conjunto de la moneda única en los últimos 19 meses, desde los 32,2 puntos registrados el mes anterior. El descenso es más preocupante si se tiene en cuenta que los analistas estimaban un ligero alza a los 53,3.
 
En su informe, los expertos de Markit no han apuntado ninguna razón destacada que explique este inesperado enfriamiento, pero si señalan que el país germano puede ser “el mayor motivo de preocupación”, ya en su caso el índice ha caído a su registro mínimo en 15 meses, pasando de los 54,4 puntos a los 53,3.
 
Realmente, pese a la caída tanto la zona euro Alemania siguen creciendo, pues una lectura superior a 50 indica expansión, pero lo hace a un ritmo más lento. En concreto, para el conjunto de la eurozona, la lectura de agosto apunta a una tasa de crecimiento económico trimestral del 0,3%.
 
Por su parte, Italia y Francia también registraron modestas tasas de crecimiento, mientras que las cifras para España apuntan a un fuerte crecimiento trimestral del 0,7%.
 
Pero en general, los resultados de la encuesta global fueron “claramente decepcionantes”, como ha señalado el economista jefe de Markit, Chris Williamson, que considera que estas cifras podrían alimentar las expectativas de un paquete de estímulos adicional por parte del BCE: “Los datos de la encuesta impulsarán las expectativas de que el BCE decida no esperar para inyectar más estímulos a la economía, aumentando la presión a las autoridades que se reúnen finales de esta semana para ayudar a apuntalar la confianza tanto en el panorama como en el compromiso del banco con su meta de inflación”.