Kalification: los internautas ponen nota a las agencias

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

¿Cuántas personas creen ustedes que saben lo que es y cómo funciona realmente una agencia de calificación financiera? Jesús Rodríguez y Santiago López se hicieron esta misma pregunta el pasado otoño. Poco después salieron a la calle a preguntar a la gente. Su conclusión: muy pocas. A raíz de ese pequeño experimento surgió Kalification, «una idea que quiere convertirse en proyecto» cuyo objetivo es informar a la gente sobre el funcionamiento de estas agencias a través del juego.

«El juego es un motor de conocimiento y un motor de transformación social», explica Jesús en una entrevista concedida a EL BOLETÍN. El que han ideado Jesús y Santiago consiste en que la gente califique a estas agencias. Se trata de «puntuar y a través de tu puntuación ver cómo se modifica el mapa de la deuda soberana, simplemente entendiendo que si yo le doy más confianza a una agencia que a otra el valor de esa agencia cobrará más importancia dentro del mapa que la de la otra y con eso pues yo modifico y hago un mapa colaborativo de cual debería ser la deuda».

¿Y si todo el mundo decide que las agencias deberían dejar de existir? «Pues el mapa se va desdibujando», contesta Jesús. Lo que Kalification ofrecerá a sus futuros participantes -recuerden: de momento es tan solo una idea- para mejorar los criterios sobre los que se realiza el examen es un foro de debate para determinar por consenso cómo se deben calificar a esas agencias y un archivo de noticias sobre el funcionamiento y las decisiones de las mismas. Desde Kalification creen que observándolas y calificándolas los participantes terminarán entendiendo su forma de operar y los efectos de sus decisiones.

Jesús y Santiago, que conforman un colectivo especializado en analizar nuevas formas de comunicación llamado Comandante Tom, explican que ellos no quieren moldear un proyecto que luche contra las agencias de calificación, sino que luche contra la ignorancia y el desconocimiento que ellos creen que rodea a toda esa industria. Y con la opinión formada, que cada cual saque sus propias conclusiones. «De hecho, yo si fuera una agencia estaría interesado en difundir el proyecto», explica Santiago tras comentar la animadversión que los analistas de las calificadoras cosechan entre la población europea.

«Hay una minoría que es la que está informada sobre estos temas que atañen a la macroeconomía, pero la mayoría tiene un gran desconocimiento sobre todo este tipo de cuestiones», asegura Jesús. Unas cuestiones que, si bien son complejas o difíciles de entender, vale la pena acercar a la gente porque al final repercute en su día a día. «Lo que nosotros queremos generar con este tipo de proyectos es una alfabetización financiera» para así poder alcanzar «una economía más democrática».

¿En qué estado se encuentra Kalification? De momento Jesús y Santiago decidieron entrar en una red social llamada Goteo, que promociona ideas, en busca de microfinanciación. A raíz de ahí han percibido un interés creciente por parte de diferentes medios de comunicación como El Mundo, RNE o incluso Libertad Digital. De hecho, les ha agradado que nadie les haya puesto una etiqueta política, porque no quieren tenerla.

En cualquier caso, y a pesar de todo el interés generado a su alrededor, apenas han conseguido recaudar 1.200 euros de los 5.800 euros mínimos que requiere desarrollar Kalification. Y Goteo promociona ideas para que sus creadores puedan acceder a fondos durante un determinado número de días (40 días para el presupuesto mínimo y otros 40 días, si se consigue ese mínimo, para conseguir presupuesto adicional). Así que si el próximo 24 de marzo Jesús y Santiago no alcanzan la cifra mínima tendrán que despedirse, por el momento, de desarrollar su idea. ¿Y qué pasa con el dinero recaudado si no se logra avanzar hasta la siguiente etapa? «Se devuelve», explica Jesús.

«Lo que haríamos simplemente es abrir este espacio para el diálogo y que a través del juego la gente reflexione, aprenda, debata estos temas de los que normalmente no se habla». De los que no se habla a pesar de que afecten a la vida diaria de millones de personas solo en Europa. Esta es la idea. Dentro de unos días Jesús y Santiago sabrán si se ha convertido, finalmente, en proyecto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA