Francisco González pide al Gobierno medidas para reactivar la economía

Las pérdidas financieras que en los últimos años han obligado a Pemex ha reducir su producción, parecen quedarse atrás, ante los signos de recuperación que hacen plantear la posibilidad de que la firma decida pisar el acelerador. Los nuevos yacimientos descubiertos han desatado el optimismo en la compañía, que ahora prevé un repunte en la producción hasta llegar a los 3 millones de barriles diarios en 2015. Para cumplir estas expectativas, Pemex ha confirmado a Americaeconomica.com que ya ha solicitado una ayuda financiera al Estado valorada en 1.000 millones de euros. Muchos expertos consideran que podemos estar presenciando el nuevo despertar de Pemex.

Se recupera su balanza comercial. Después de registrar en abril, por segundo mes consecutivo, una ligera recuperación, la balanza comercial de Pemex mantiene su recuperación, aunque se mantiene por debajo de los niveles de 2008. El saldo ha continuado su tendencia positiva, iniciada en el mes de marzo después de seis meses consecutivos a la baja, desde septiembre del año pasado a febrero de 2009 el saldo estaba en declive.

Sin embargo, aunque la balanza comercial mantiene una buena recuperación, el saldo de abril de este año es menor en 64,3% respecto a los 144 millones de euros ingresados en el mismo periodo de tiempo de 2008.

Repunte de la producción. La secretaria de Energía de México, Georgina Kessel, ha asegurado que la producción de crudo del país comenzará a recuperarse en el próximo año o en 2011. México considera que su producción diaria de petróleo llegará a los 2,7 millones de barriles diarios en 2009 y 2010, cifra que coincide con el promedio del año pasado, y que a partir de 2011 la producción aumentará hasta llegar a los tres millones de barriles diarios en 2015.

Tradicionalmente el país azteca ha sido siempre un gran productor de petróleo, sin embargo, en los últimos años, ha registrado una caída en la producción, a medida que sus campos maduros comienzan a agotarse.

El gobierno mexicano aprobó hace meses una modernización energética para atraer a nuevos actores a su industria petrolera, señaló que los contratos ofrecerán rentabilidades muy atractivas como para que las empresas extranjeras quieran entrar en México.

Según afirmó Georgina Kessel, los contratos van a proporcionar lo necesario para las inversiones y la nueva tecnología que se requiera para aumentar la capacidad productiva del país. Se espera que los contratos estén listos en el tercer trimestre de este año.

La estatal Pemex tiene pensado invertir cerca de 8.000 millones de euros en los próximos cuatro años en Chicontepec, con el fin de aumentar la producción hasta llegar a los 700.000 barriles diarios dentro de diez años, un aumento bastante considerable en comparación a la actual producción de 35.000 barriles al día.

Pero los analistas mantienen el escepticismo ante esta cuestión, ya que no creen que Pemex sea capaz de conseguir sus metas, ya que los millones de barriles esperados se encuentran herméticamente encerrados en formaciones geológicas aisladas, lo que encarece y dificulta la producción de crudo.

La semana pasada se ha creado en México la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y se encargará de establecer los lineamientos que deberá seguir Pemex en materia de producción y reservas de hidrocarburos. La secretaria de Energía, Georgina Kessel, ha asegurado que la comisión establecerá disposiciones técnicas, dictaminará proyectos y propondrá mecanismos de evaluación de eficiencia operativa.

Hallazgo de petróleo y gas. Jesús Reyes Heroles, director de Pemex ha confirmado el hallazgo de petróleo y gas en un pozo en las bajas profundidades del golfo de México y otros dos en tierra. En total aportarán 17.800 barriles diarios de nueva producción y cerca de 276 millones de barriles de reservas.

Este descubrimiento es una buena noticia, puesto que permitirá alcanzar la meta de producción anual de 2,7 millones de barriles al día, reducida drásticamente en el primer trimestre del año.

Ayuda financiera. Fuentes de Pemex han confirmado a Americaeconomica.com que se han visto obligados a solicitar una ayuda financiera al Estado mexicano, valorado en más de 1.000 millones de euros, para contrarrestar los efectos negativos de la devaluación del peso frente al dólar en su balance financiero.

El crédito solicitado será destinado a una filial de la petrolera mexicana, Pemex Exploración y Producción (PEP). Su director general, Carlos Morales, ha asegurado que estos fondos adicionales son imprescindibles para el ejercicio 2009, sobre todo porque la empresa tiene una parte importante de sus gastos en dólar. Morales ha recordado que las cuentas de 2009 se hicieron con un nivel de tipo de cambio de 11,7 pesos por dólar, muy por encima de los 13,1 pesos por dólar actuales.