FCC, favorita para hacerse con el Canal de Isabel II

El proceso de privatización del Canal de Isabel II ya cuenta con un claro favorito a tres meses vista de que se cierre el proceso. Fuentes próximas al sector apuntan hacia FCC como el pujador mejor situado a priori para hacerse con la compañía pública el próximo junio a la espera de que se defina finalmente quiénes serán sus compañeras de consorcio en este viaje.

El baile para buscar pareja de cara a la privatización de la gestora de aguas de la Comunidad de Madrid ya ha comenzado, según apuntan fuentes próximas al sector y FCC parte con ventaja. Mientras que sus competidoras nacionales apenas tienen experiencia en el sector y la tendrán que buscar en sus posibles aliados, la presidida por Baldomero Falcones ya cuenta con una amplia trayectoria en estas lides a través de su filial Aqualia.

La marca de gestión de aguas del grupo FCC ya está presente en 16 países además de España y el pasado ejercicio facturó 1.000 millones de euros. La firma de infraestructuras cabecera de Aqualia ha destacado en varias ocasiones que el agua es una de sus áreas de crecimiento estratégico. Así lo ha mostrado en su apuesta por esta rama cuando muchas de sus compañeras de sector se volcaban con más entusiasmo hacia las energías renovables, ahora en suspenso.

Una situación muy distinta es la que presenta Acciona, otro de los candidatos que suenan con fuerza en los corrillos bursátiles para la puja por el Canal. La compañia presidida por José Manuel Entrecanales fue una de las que apuntó hacia las energías renovables, mientras que su presencia en el sector de aguas aporta unas cifras muy bajas al conjunto del grupo.

Con este panorama, los expertos apuntan a que las interesadas en hacerse con hasta el 30% del Canal que Esperanza Aguirre pretende colocar antes de junio ya mueven sus fichas para hacerse con unos compañeros de viaje que agraden al Ejecutivo madrileño. En este contexto, fuentes cercanas a la participada por Esther Koplowitz señalan que FCC se está empleando a fondo para cerrar cuanto antes su círculo de socios.

A priori, y antes de qué se conozca el porcentaje final de capital a privatizar así como su precio y condiciones para la puja, el principal rival al que tendrá que enfrentarse FCC llega de fuera de nuestras fronteras. La gigante gala del sector, Suez, a través de Aguas de Barcelona (Agbar), ha mostrado en varias ocasiones su interés por hacerse con el Canal. Sin embargo, los analistas consultados por este diario ven más probable que la privatización caiga en manos de una compañía nacional.

Los más críticos con la gigante Suez señalan que su cartera en la gestora madrileña se convertiría en una más de sus participaciones, mientras que de la mano de una firma nacional con menos peso global la marca del Canal y de la Comunidad de Madrid podrían exportarse. De este modo, la compañía también obtendría una mayor visibilidad de cara a una eventual salida a Bolsa con la que especulan los mercados.

Ante estas expectativas, los títulos de FCC se apuntaban alzas de más del 3% en algunos compases de la sesión, animado también por el plan de negocio presentado por su filial, Cementos Portland. El segundo mayor rebote del sector era para OHL, que la miraba de lejos con alzas de solo el 1,6%. Al ecuador de la jornada, con un volumen dentro de su media anual, los compradores netos más activos eran Sabadell y los barceloneses y bilbaínos de Santander. Mientras, en ventas lideraban BBVA y Mercavalor.