BBVA “clarifica” en sus nuevas hipotecas que no pagará intereses al cliente

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA

BBVA no espera retroactividad en las cláusulas suelo: “el Supremo zanjó la cuestión”, señala el consejero delegado, Carlos Torres Vila. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha querido transmitir la tranquilidad del banco ante la próxima sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea sobre la retroactividad en la devolución de las cantidades cobradas en las polémicas cláusulas suelo más allá de mayo de mayo de 2013, fecha que fijó el Tribunal Supremo.

Durante la presentación de los resultados del primer trimestre de 2016, Torres ha recordado que la sentencia del Supremo, que obligaba a devolver las cantidades cobradas de más debido a estos polémicos suelos a partir de mayo de 2013, se tomó “por unanimidad”. En ese sentido, ha recordado que “a pesar de que la sentencia nos perjudicaba, la acatamos”.

“Es una sentencia conforme a derecho europeo y no prevemos que haya ningún cambio. Para nosotros ha zanjado la cuestión”, ha defendido, por lo que “no tiene sentido especular más allá de eso”. El consejero delegado ha descartado dar una cifra sobre el impacto que podría tener una decisión desfavorable en la Justicia europea que obligase al banco a devolver el dinero cobrado hasta 2009 gracias a los suelos de las hipotecas. Sí ha aclarado que en todo caso “acataremos la sentencia”.

Respecto a la posibilidad de que el banco acabe pagando intereses a las familias hipotecadas debido a la caída del Euríbor en terreno negativo, Torres ha aclarado que “por la naturaleza del contrato, lo máximo que puede ocurrir es que haya un tipo cero”. En los nuevos contratos hipotecarios que firma BBVA “estamos mencionándolo y clarificándolo” a los clientes, si bien ha descartado que se haya introducido o vaya a introducir una “cláusula de tipo cero”.

Torres ha aprovechado la rueda de prensa para sacar pecho sobre la política que BBVA mantuvo siempre con Ausbanc, organización investigada en la Audiencia Nacional. “Todos conocéis cual es la posición del banco, de la que estamos muy orgullosos”, ha señalado a la prensa, para añadir que “en ningún momento hemos insertado publicidad en sus medios y desde hace tiempo no los considerábamos una organización de defensa al consumidor”.

BBVA obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio de 709 millones de euros, un descenso de un 53,8% respecto al mismo período de 2015. Unos resultados “anormalmente bajos”, según Torres, que se explican por el impacto del tipo de cambio, los menores resultados por operaciones financieras y la ausencia de operaciones corporativas. En ese sentido, en el primer parcial de 2015 se concretó la venta parcial del chino CNCB; sin tener en cuenta este factor, el beneficio hubiera caído un 11,6%.

En España, el banco obtuvo un beneficio de 121 millones de euros, incluyendo tanto el negocio puramente bancario como el inmobiliario por la venta de activos adjudicados durante la crisis. En concreto, en lo que se refiere a la actividad bancaria, el beneficio cayó un 23,6% hasta los 234 millones. La tasa de mora se situó en el 6,4% con una cobertura del 59%. La actividad inmobiliaria registró unas pérdidas de 113 millones de euros, que suponen una caída de un 12,5% excluyendo CatalunyaCaixa y de un 26,5% en total.

Torres ha aclarado que CatalunyaCaixa aportó unas pérdidas a la cuenta de resultados del grupo de 26 millones de euros. Al menos hasta 2017 no se espera que la entidad catalana aporte beneficios.