Los ERE de la banca

El sistema para recolocar a los trabajadores de CatalunyaCaixa en BBVA se ‘colapsa’ en su estreno

Sede de CatalunyaCaixa

495 trabajadores de la entidad catalana optan a 400 puestos de trabajo en BBVA, 150 de ellos en Cataluña. BBVA puso en funcionamiento el pasado lunes la plataforma ‘Apúntate’ para que todos los trabajadores de CatalunyaCaixa afectados por el ERE puedan empezar a optar por las vacantes en el banco que preside Francisco González. Sin embargo, este sistema “sufrió una incidencia que lo mantuvo inhábil durante prácticamente toda la mañana”, hasta que a última hora del día ya se pudo acceder, según ha denunciado SEC, sindicato mayoritario en la entidad catalana.

CatalunyaCaixa formalizó hace unos días su expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.557 empleados, que se traducirá finalmente en 1.063 bajas voluntarias, 400 recolocaciones y 94 despidos y se espera que esté finalizado el 31 diciembre de 2016.

Este proceso de 400 recolocaciones en principio se llevará a cabo a través de dos vueltas: en una primera los trabajadores tendrán siete días para optar a las plazas vacantes y, en caso de quedarse sin plaza adjudicada en la primera vuelta, habrá una segunda opción (que durará otros tres días) para solicitar una vacante que no haya sido adjudicada. Los trabajadores afectados recibirán diariamente un correo electrónico en que se especificará el número de solicitudes para cada vacante publicada para que puedan rectificar si lo desean cada día, cada una de las tres opciones a las que concurran.

Sin embargo, el sistema se ha iniciado con problemas técnicos, que sólo han servido para acrecentar los nervios de los trabajadores afectados. No obstante, la SEC denuncia, que más allá de estas incidencias, “el mayor problema en el que se están encontrando los compañeros es la falta de información en relación a los criterios de idoneidad, y las variables que se valorarán en asignar la plaza”.

“Las preguntas son muchas y habría poder aclararlas al máximo, señala la formación sindical, que considera que “el tema es muy importante”, ya que “estamos hablando del futuro profesional de 494 compañeros, que quieren trabajar y que quieren optar a las vacantes con las máximas posibilidades”.

Por otro lado, de 1.063 empleados que se ha adherido a las bajas voluntarias en diferentes modalidades, habrá finalmente 608 prejubilaciones, 49 extinciones voluntarias para mayores de 50 años, 167 excedencias remuneradas con el 25% del salario y compromiso de reingreso en cinco años en la entidad, y 239 extinciones incentivadas con primas por antigüedad y treinta días por año con mínimo de 50.000 euros.

Los 94 empleados despedidos forzosamente percibirán como indemnización 30 días por año trabajado con un máximo de treinta mensualidades.

Más información