Los créditos a empresas servirán de colateral para las subastas del BCE

Tras la decisión del Consejo de Gobierno del BCE de permitir temporalmente que los bancos centrales que lo deseen acepten préstamos como activos de garantía adicionales en las operaciones de política monetaria del Eurosistema, el Banco de España ampliará los criterios para admitir otros préstamos.

Según un comunicado del supervisor, el Banco de España aceptará préstamos al corriente de pago a empresas y organismos del sector público, que no sean préstamos hipotecarios, denominados en euros o en otras de las principales monedas, cuyo riesgo de crédito estimado, según la valoración realizada por la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez a partir de fuentes fiables, tenga una probabilidad de impago igual o inferior al 1%, aunque inicialmente solo aceptará activos de garantía con una probabilidad de impago igual o inferior al 0,4%.

Los préstamos que no estén sujetos ni constituidos con arreglo a la legislación española podrían ser aceptados posteriormente, tras un análisis jurídico individual. Los detalles técnicos y operativos y las cuestiones relativas a la gestión de riesgos se comunicarán de forma bilateral a las entidades de contrapartida interesadas.

El próximo 29 de febrero, el BCE celebrará su próxima subasta de liquidez a un plazo de tres años. En la anterior, realizada el 21 de diciembre, la entidad inyectó 489.200 millones a los bancos.