La Caixa condiciona las fusiones a la obra social

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, ha salido al paso de los rumores sobre posibles fusiones en el sector con la entidad catalana como protagonista y ha puesto especial énfasis en que la prioridad del grupo es mantener la obra social, por lo que cualquier alianza en el que se embarcase el banco catalán estaría condicionado a no afectar a esta labor, a la que destina 500 millones de euros anuales.

Antes de esta intervención, el consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, había cometido un pequeño desliz al asegurar que «sería factible» e incluso «deseable» una fusión entre el banco catalán y Bankia, ya que ambos son «compatibles» y comparten una vocación similar desde el punto de vista de su obra social. No obstante, ha destacado que actualmente la entidad no negocia ningún proceso.

El tamaño del socio elegido también condiciona la posible fusión. «No es lo mismo fusionarse con una entidad pequeña que con otra más grande», ha señalado Fainé, que ha reflexionado no obstante que parece evidente que el sector se aproxima a «una ola de fusiones», pero no sólo en España, sino «en Europa y EEUU».

La entidad tiene intención de mantener el presupuesto de su obra social en 500 millones de euros en 2012, la misma que en los últimos cuatro años. Esta cifra sitúa a La Caixa como la primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo.

El mercado ha especulado en las últimas semanas con la posible fusión entre CaixaBank con Bankia, el grupo presidido por Rodrigo Rato y surgido de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas de menor tamaño. En esa línea, el consejero delegado, Juan María Nin,ha destacado que tanto CaixaBank como Bankia, como grupos surgidos de cajas de ahorros, tienen una vocación de obra social que «añadiría más leña y más carbón» a esta labor.

Sin embargo, Fainé, que ha negado cualquier tipo de «presión del Gobierno», ha destacado que «no estamos negociando con nadie, aunque hablamos con todos».

El presidente de CaixaBank ha recordado además que el banco «ya tiene mucha masa crítica en España, por lo que le podría interesar más» una fusión con una entidad de fuera de España. El banco cotizado de La Caixa aumentó en 2011 sus principales cuotas de mercado, con un 15,7% en planes de pensiones y en seguros de ahorro, y un 11,1% en hipotecas.

CaixaBank ganó 1.185 millones en 2011

CaixaBank, el banco cotizado de La Caixa, cerró el ejercicio 2011 con un beneficio neto de 1.185 millones de euros, un 12,8% menos que en 2010, tras realizar «importantes dotaciones y saneamientos», según ha anunciado la entidad.

Si se excluyen las operaciones extraordinarias, el beneficio ascendió a 1.053 millones, un descenso del 13,1%. Estas ganancias se produjeron a pesar de que el banco que preside Isidro Fainé registró unas dotaciones totales de 2.413 millones de euros, y otros saneamientos extraordinarios por 706 millones de euros. Además, el banco ha destacado que no se utilizó el fondo genérico para insolvencias, que permanece en los 1.835 millones.

CaixaBank reforzó su solvencia, con un core capital que se elevó en 3,6 puntos hasta alcanzar el 12,5%. Junto a la creación orgánica, el aumento incluye la gestión de los activos ponderados por riesgo y las operaciones de reorganización del grupo, incluidos los 1.500 millones de euros en obligaciones subordinadas necesariamente convertibles en acciones. En ese sentido, Juan María Nin ha destacado que el grupo cubre ya todos los requerimientos adicionales de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), que había exigido una necesidades adicionales de capital de 630 millones de euros con datos a septiembre de 2011.

La tasa de morosidad se situó en el 4,9%, por debajo de la media del 7,51% que alcanza ya el sector, gracias en parte, a la intensa actividad de recobro. La cobertura para esta Mora alcanzó el 60%, un 137% considerando las garantías hipotecarias.

La cartera de inmuebles de CaixaBank, derivada de las adjudicaciones durante la crisis, ascendió al cierre de diciembre a 1.140 millones de euros, con una cobertura del 36%. del total de la cartera, un 14% correspondía a suelo, con una cobertura del 60%.

Eurobonos

Isidro Fainé, presidente de CaixaBank, se ha sumado hoy a las voces que piden la instauración de eurobonos en la Unión Europea como uno de los mecanismos que harán posible la salida de la crisis.

Fainé ha pedido que el Banco Central Europeo (BCE) sea más activo no solo en lo que se refiere a la banca, donde ha instaurado lineas de liquidez para el sector, sino también en lo que se refiere a los bonos. Es aquí donde considera que los eurobonos podrían adelantar la salida de la crisis.

El presidente de CaixaBank también ha reconocido que el sector financiero «se ve abocado» a una mayor concentración, dentro del proceso iniciado en junio de 2009.