Apollo se planteó cerrar todas las oficinas de Evo Banco y convertirlo en una entidad online

Sucursal de Evo Banco
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Evo Banco, que pretende ahorrarse 2,8 millones con el ERE, se compromete a presentar a los sindicatos un período de voluntariedad. Pocos avances en la última reunión entre Evo Banco y los sindicatos celebrada el pasado martes, si bien por primera vez la empresa se comprometió a estudiar la apertura de un período de voluntariedad con el fin de limitar los efectos del expediente de regulación de empleo (ERE) que pretende llevar a cabo. La dirección y los representantes de los trabajadores se volverán a ver las caras el próximo 19 de enero, a sólo diez días de la fecha en el que podrían comenzar los despidos.

En la última cita estuvo presente el director financiero de Evo Banco, Jorge Fariña, que trasladó a los sindicatos que el grupo Apollo, dueño de la entidad, había manejado varios escenarios antes de plantear el actual ERE. En ese sentido, destacó que el ajuste propuesto le parecía el mejor de todos “ya que no sólo ahorraba costes inicialmente, si no que a futuro, reducía pérdidas”, según señala en un comunicado la sección sindical de CCOO en la entidad. Evo pretende ahorrar 2,8 millones de euros en costes con el despido de 53 empleados, del total de 616 que componen la plantilla.

El sindicato denuncia que cualquier escenario elegido es mejor que la conversión de Evo en un “banco exclusivamente online, sin oficinas y con personal mínimo, tal y como nos dejó entrever que el inversor había contemplado”, aunque por el momento la dirección “apuesta por el modelo mixto que ahora existe”.

Otro de los mensajes que Fariña trasladó a la representación de los empleados -y que encendió sus ánimos- fue que Apollo espera obtener un retorno a la inversión realizada que se corresponda con el riesgo asumido, por lo que los sindicatos no pueden esperar que “aporte capital de manera indefinida y sin límite”. “¿Cuál es el tiempo en que el Socio espera obtener beneficios? ¿Uno, dos, tres años? Y si no es así, ¿cierro y me voy?”, se pregunta CCOO, que recuerda que ING Direct, con un modelo muy similar, tardó casi diez años en obtener beneficios.

El único avance real de la reunión se refiere a la propuesta presentada por los sindicatos para que Evo Banco abra un período de voluntariedad que ayude a limitar los efectos del ERE. “Si se trata de ahorrar costes salariales debería dar igual ahorrar dinero en un sitio u otro, el caso es ahorrarlo. Si hay voluntarios en centros diferentes a los señalados por la empresa, se puede reubicar el mismo número de personas afectadas que de voluntarios, aunque eso suponga un traslado. Será mejor un traslado que un despido ¿no?”, destaca CCOO.

La dirección de Evo Banco se comprometió a que, en la próxima reunión del 19 de enero entregará a los sindicatos por escrito una propuesta para la apertura de un período de voluntariedad.

Evo Banco contempla el despido de 53 empleados, del total de 616 trabajadores que tiene en plantilla. El fondo estadounidense pretende además cerrar cuatro oficinas: concretamente, las de Las Palmas de Gran Canaria, Girona, Fuengirola y Gandía. Otras 17 oficinas se verán afectadas, en mayor o menor medida, por el ERE planteado por la entidad; en éstas, perderán su trabajo entre uno y tres trabajadores, a los que se sumarán otros cuatro de los Servicios Centrales.