CIG denuncia la ‘letra pequeña’ de los recortes salariales acordados en Abanca

Sucursal de Abanca
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sindicato nacionalista denuncia que el nuevo acuerdo de Abanca supondrá una reducción del 35% en los trienios tras la aplicación de la denominada ‘sentencia Unicaja’. A finales de diciembre, la dirección de Abanca logró cerrar finalmente un acuerdo con los sindicatos CCOO, UGT y CSICA para flexibilizar los horarios de la plantilla y retocar sus sueldos. A cambio, la entidad renunciaba a realizar los 348 despidos que aún quedaban pendientes del actual ERE. Sin embargo, este pacto ha sido criticado con dureza por el sindicato CIG, que considera que la empresa apenas cede en el mismo, mientras que los recortes salariales serán mayores de los indicados.

En concreto, el sindicato nacionalista critica que con el acuerdo firmado los nuevos trienios se reducirán hasta en un 35%, ya que se cobrarán sólo en 12 pagas. La entidad consigue de este modo aplicar lo que en el sector se conoce despectivamente como ‘sentencia Unicaja’, que data de un recorte salarial similar que realizó la malagueña en 1992 y que hasta el momento prácticamente no había aplicado ninguna entidad.

CIG denuncia además que en los planes de pensiones de la plantilla, podría haber una reducción de las contribuciones futuras, más allá del período de reestructuración, a pesar de que en ese momento no concurran ‘malos resultados económicos’ que avalan actualmente el recorte. En ese sentido, la formación se lamenta de que el acuerdo firmado en noviembre fue sólo “un paripé” realizado en pleno proceso electoral.

Los recortes también afectan al seguro de salud, en el que a partir de ahora el trabajador asumirá la mitad del coste. CIG recuerda que este seguro fue implementado por las direcciones de las cajas gallegas después de que estudios internos avalasen que había una reducción significativa en la duración de las bajas, por lo que suponía un ahorro incluso superior en algunos casos.

En cuanto a la supresión de la parte variable del convenio, que suponía la cuarta parte de la paga, CIG recuerda que nació para retribuir la movilidad funcional. Así, aunque esta se mantiene, la empresa no la pagará. Incluso si futuros convenios contemplan ese plus, señala el sindicato, Abanca no lo pagará aunque desaparezcan las ‘causas económicas’ que motivan el actual ajuste.

En el acuerdo se suprime además el salario mínimo garantizado para los nuevos contratos, una medida que a juicio de CIG tiene como objetivo abaratar las nuevas contrataciones temporales previstas mientras la salida de trabajadores indefinidos continúa abierta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA