Los trabajadores se movilizan contra el ERE en las entidades del grupo Apollo

Sucursal de Evo Banco
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CCOO pregunta a Apollo si quiere ser recordado “como un fondo buitre, o como un fondo que quiere tener beneficios con conciencia social”. Las primeras reuniones entre la dirección de Apollo y los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que el grupo estadounidense pretende llevar a cabo en Evo Banco, Finanmadrid (ahora Fracciona) y AvantCard se han cerrado sin apenas acercamientos. Por ello, los representantes de los trabajadores preparan ya un calendario de movilizaciones para presionar a la empresa.

A la espera de que el Ayuntamiento otorgue las correspondientes autorizaciones, los trabajadores están llamados a salir a las calles el próximo 15 de enero a mediodía en Las Rozas, municipio madrileño en el que AvantCard tiene su domicilio social. No es la primera vez que se convocan manifestaciones contra Apollo: el pasado mes de diciembre ya estuvo prevista una concentración en Madrid frente a la sede de Evo Banco, pero finalmente se desconvocó tras retrasar la dirección las primeras reuniones con los sindicatos.

Dentro de los actos en contra del ERE, el sindicato CCOO le ha hecho llegar una carta a Andrés Rubio, principal responsable del grupo Apollo en España, en la que se le pide la retirada del ERE y que no se cometa una “injusticia” con los trabajadores.

“No somos unos ilusos, sabemos que el máximo interés de su negocio es ganar dinero y nosotros hemos demostrado que con nuestro saber hacer pueden seguir creciendo y aumentando sus cuentas de rentabilidad”, señala el sindicato en esta misiva en la que destaca que “depende de usted, como máximo responsable de Apollo en España, que se les recuerde como un fondo buitre, o como un fondo que quiere tener beneficios con conciencia social”. “Esperemos que se les recuerde como esto último”, concluye.

Si las negociaciones están estancadas en AvantCard, otro tanto ocurre en Evo Banco, donde en principio ambas partes volverán a reunirse el próximo 13 de enero tras los nulos avances registrados hasta ahora.

Tras la última reunión celebrada el pasado miércoles, el vicepresidente primero de CSICA-FINE en Evo Banco, Pedro Luis González Bueno, ha denunciado que los datos que ha presentado la entidad en el informe económico para justificar el ERE “están más cargados de subjetividad que de objetividad”.

En este sentido, González Bueno lamenta que la empresa no haya dejado pasar el ciclo inicial de seis años “para poder hacer una valoración objetiva de la situación”.
CSICA denuncia las “malas artes” de la empresa a la hora de negociar ya que las razones económicas que argumenta para adoptar dicho ajuste laboral no tienen suficiente peso. El sindicato critica además que desde el inicio de las negociaciones la empresa está siguiendo una clara estrategia para entorpecer la labor sindical, sin ofrecer apenas tiempo para plantear alternativas al ERE.

El único avance que se ha producido hasta ahora en la mesa de negociación es el planteamiento de que las bajas sean voluntarias, sin que se que haya confirmado nada al respecto por parte de la empresa. En ese sentido, CCOO ha planteado a la entidad la necesidad de que “con urgencia” se establezca “una oferta de acogimiento voluntario con indemnización de despido improcedente con el objetivo de minimizar el impacto del ERE”.

Frente a los 20 días por año que establece en los ERE la reforma laboral realizada en 2012, en el caso de que los despidos fuesen declarados improcedentes el pago podría ser de entre 33 y 45 días, con topes de 24 y 42 mensualidades, dependiendo del tipo de contrato, unas condiciones mucho mejores que las que la empresa parece dispuesta a aceptar para adelgazar su plantilla.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA