Diez claves para disfrutar de las rebajas

Rebajas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Este miércoles 7 de enero han dado comienzo las rebajas posteriores al día de reyes. En muchos establecimientos ya se adelantaron a la apertura este lunes 5. Con motivo de incrementar el consumo en el pequeño o grande negocio, y para favorecer, al mismo tiempo, las compras a los clientes con precios asequibles y rebajados, las famosas rebajas de principio de año ya se han inaugurado esta mañana.

El despacho de abogados, Legalitas, especializado en la prestación de servicios legales a los consumidores ha elaborado un decálogo con las diez claves legales que todo cliente debe practicar para hacer un consumo responsable. Legalitas asegura que para ejercer una buena práctica, los clientes deben conocer sus derechos como consumidores y como proceder, si hiciera falta, en una reclamación. Ya que muchos compradores se dejan llevar los carteles llamativos, los porcentajes de descuento, la alta variedad de productos, el ambiente de la tienda, etc.

Los diez aspectos más importantes a tener en cuenta para aprovechar estas y otras rebajas son:

1 – Las rebajas se fechan correspondiendo con los periodos estacionales de mayor interés comercial, coincidiendo de enero a febrero y de julio a agosto, es decir, en invierno y verano, aprovechando los cambios de temporada. Según la entrada en vigor del Real Decreto Ley 20/2012 de 13 de julio, se produjo una regulación en materia de comercio minorista a nivel nacional, otorgando libertar al propio comerciante para fijar sus rebajas, además de rescindir la duración mínimo a una semana y la máxima a dos meses.

2 – Únicamente los artículos que han estado a la venta a precio normal pueden ser los artículos rebajados, sin necesidad de llevar un tiempo mínimo en la tienda. Aunque es muy importante que los artículos rebajados no deben estar deteriorados, ha matizado Legalitas.

3 – No existe ningún mínimo ni máximo en el descuento para ser considerado artículo de rebaja, según recoge la ley.

4 – No es necesario que las rebajas afecten a todos los artículos disponibles, pero si al menos a la mitad de los productos ofertados por el comerciante. En caso de confusión entre productos, estos deberán estar claramente diferenciados entre los rebajados y los normales.

5 – Todas las tiendas que quieran unirse al periodo de rebajas, deberán colocar un cartel anunciando el día de comienzo y de finalización de las rebajas. Ha de ser visible desde el exterior del local, incluso estando cerrado, de lo contrario no atraería clientela.

6 – Es importante que el precio antiguo figure en los productos rebajados junto al precio final, para que el público pueda conocer la diferencia y considerar la compra del artículo o no. A excepción de la nueva mercancía y los conjuntos de artículos, en cuyo caso solo será necesario el anuncio genérico de la reducción porcentual, sin la necesidad de que conste individualmente en cada artículo.

7 – Al igual que los productos normales, los rebajados cuentan con las mismas condiciones de garantía en periodo de rebajas. Para los productos nuevos la garantía es de dos años, pero en establecimientos de compraventa de segunda mano será de un año. En caso de encontrar el artículo dañado, defectuoso o que no funcionase correctamente, el fabricante o el empresario deberá proceder con: la reparación del artículo, la sustitución por otro artículo cuando la reparación no es posible, una rebaja en el precio o la resolución del contrato con la devolución del precio al comprador y del artículo al establecimiento.

8 – En lo que respecta a la devolución del dinero en caso de desinterés, el establecimiento no está obligado a proceder de tal manera, aunque en las grandes superficies forma parte de la política comercial. En otro tipo de establecimientos, el cliente no podría ejercer su derecho como consumidor ya que no es un derecho en este caso, sino una cortesía del establecimiento o del comerciante, al encontrarse el producto en perfecto estado. Para disfrutar de esa ventaja debería constar específicamente en el ticket de compra. Aunque muchos artículos no están incluidos en estas condiciones como sucede con: ropa interior, artículos de higiene, joyas, vestidos de fiesta y objetos que puedan ser reproducidos o copiados (libros, discos, cds, cintas de vídeo, etc.).

9 – Al comprar por Internet también se puede proceder a la devolución de la mercancía, aun estando en perfecto estado, siempre que se encuentre dentro del plazo de 14 días desde su entrega. Aunque en este caso al ser compra a distancia (venta telefónica o Internet o a través de catálogo) es el propio consumidor el que deberá abonar los gastos de envío, si no queda registrado lo contrario en la política comercial de la empresa.

10 – Y por último, y no menos importante, los derechos de los consumidores no pueden nunca verse mermados en periodo de rebajas, ha puntualizado el despacho de abogados. La forma de pago puede ser efectivo o tarjeta, como en una compra normal. La garantía también ha de ser la misma, pero ha de comprobarse que está sellada correctamente. Todos los establecimientos están obligados a contar con una hoja de reclamaciones a disposición de los usuarios. La normativa también obliga a exhibir ante los usuarios un cartel informativo en español y en inglés que indique la existencia de las hojas de reclamaciones. Una vez cumplimentada el consumidor se quedará con dos copias, una de las cuales va dirigida a la Administración de Consumo competente (Oficina Municipal de Atención al Consumidor- OMIC-, Dirección General de Consumo…)

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA