El Banco de España rechaza una subida generaliza de salarios porque pondría en riesgo la recuperación

Banco de España - Foto: Raúl Fernández
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El suspervisor cree que es «fundamental» que las decisiones salariales dependan de las empresas de forma individual. El Banco de España cree que los incrementos salariales generalizados, que se extiendan de manera uniforme a todos los sectores y empresas, “supondrían un paso atrás que podrían interrumpir el proceso de recuperación de la competitividad de la economía española”

El último boletín económico del Banco de España, el organismo dirigido por Luis María Linde considera «fundamental» seguir aumentado el grado de descentralización de las decisiones salariales al nivel individual de las empresas, con el fin de que se adecúen mejor a su situación específica.

El supervisor considera que la dinámica salarial debe seguir apoyando el proceso de recuperación de la competitividad, favorecer la absorción rápida del elevado número de parados y asegurar la vinculación de los costes laborales a la situación específica de las empresas.

El Banco de España repasa la evolución de los salarios durante la crisis, que siguieron creciendo durante la fase inicial y que no empezaron a mostrar pautas de moderación más acordes con la «extrema debilidad» de la ocupación y a contribuir así de forma positiva a la recuperación de la competitividad hasta el año 2010 y, sobre todo, 2012. En este sentido, explica que los cambios legales aprobados durante la crisis para facilitar la modificación de las condiciones laborales de las empresas ante una situación económica negativa han contribuido «decisivamente» al patrón de creciente adecuación de los costes laborales a la situación del mercado de trabajo y la moderación salarial.

El Banco de España anticipa un incremento de la ocupación en el último trimestre del año en torno al 0,5% y augura que la tasa interanual repuntaría hasta el 1,9%. Asegura que el paro intensificó levemente su caída en octubre y noviembre, aunque sin alcanzar los ritmos de contracción que se alcanzaron en la primera mitad de 2014.

Respecto a la contratación registrada en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el Banco de España observa una moderación en el ritmo de avance interanual del número de contratos, como consecuencia del menor dinamismo de los de naturaleza temporal, mientras que los de carácter indefinido se aceleran levemente. De hecho, el peso de estos últimos dentro del total alcanzó en noviembre el 8,5%, un punto por encima del nivel de hace un año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA