El BCE limitará el dividendo de la banca en función de sus créditos fiscales

Sede del Banco Central Europeo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hasta ahora el Banco de España había impuesto un límite del 25% para el pago de dividendo en efectivo de la banca española. El BCE, que el pasado mes de noviembre pasó a ser supervisor único de la banca europea, empleará la proporción que representan los activos fiscales diferidos (DTAs por sus siglas en inglés) sobre el capital total como criterio para aprobar o rechazar la política de dividendos en la banca española, además de considerar criterios de rentabilidad, según publica hoy Expansión.

Hasta ahora el Banco de España había impuesto un límite del 25% para el pago de dividendo en efectivo de la banca española, pero el mercado ya había comenzado a especular con la eliminación de esta restricción.

Sin embargo, a partir de ahora, el regulador tomará en consideración el capital (más que suficiente en todos los bancos españoles), rentabilidad (sin que haya trascendido ningún criterio) y el porcentaje que representan los DTAs sobre el capital total.

Según señalan los analistas de Banco Sabadell en un informe, que continúen restringiéndose los dividendos de la banca española cuando el capital es claramente suficiente, tanto los niveles actuales como en los escenarios estresados de la EBA/BCE, es una propuesta que a su juicio “ya no tiene demasiado sentido”.

De acabar implantándose, tendría más lógica que se estableciese un límite de contribución de DTAs sobre el capital total, mientras que “no sería práctico” fijar determinados niveles de rentabilidad (ya sea mediante ROE o cualquier otra rúbrica) como óptimos para pagar dividendos, ya que éstos son también una herramienta para alcanzar la estructura de capital óptimo, señalan estos expertos.

Los analistas del Sabadell señalan que, dentro de su universo de cobertura, los bancos con mayor peso de los DTAs sobre el capital son Liberbank (aunque no esperan que pague dividendo hasta 2016), en el que los créditos fiscales representan más de un 50%; y CaixaBank (alrededor de un 20%).

Pese a esta noticia, las acciones de CaixaBank lograban una subida de un 1,19% hasta alcanzar los 4,32 euros. Los títulos de Liberbank se anotaban un 1,76% hasta los 0,63 euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA