La banca apuesta por una nueva modalidad de deuda convertible para sustituir a las preferentes

Los bonos contingentes convertibles, también llamados ‘CoCos’, apuntan a suceder a las participaciones preferentes como nuevo medio de los bancos para reforzar sus ratios de capital con la menor dilución posible para el accionista. Además, a diferencia de las ahora denostadas preferentes, estos títulos computan como capital de máxima calidad para la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Por ahora ninguna entidad española se ha lanzado a la piscina con la emisión de estos instrumentos, pero ya comienzan a correr rumores en el mercado. Ayer, mismo, Bankia anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que estudia las “distintas alternativas de mercado para la generación de capital”.

El banco que preside Rodrigo Rato tiene de plazo hasta el 20 de enero para presentar al Banco de España los planes que tiene para alcanzar los 1.329 millones de euros que necesita para satisfacer a la EBA, y sus planes podrían pasar por transformar sus 1.300 millones de preferentes en ‘CoCos’.

Fuentes de la entidad han reiterado a EL BOLETÍN que no hay ninguna decisión tomada sobre cuál será el medio elegido para la recapitalización, pero los analistas ya comienzan a analizar esta alternativa. En ese sentido, los expertos de Banco Espirito Santo señalan en una nota que, aunque la transformación de preferentes en ‘CoCos’ “reduce la dilución para los accionistas”, al mismo tiempo “hay que tener en cuenta el coste de estos instrumentos, ya que probablemente tendría un “impacto negativo en la rentabilidad del grupo”.

Hace unos años, las participaciones preferentes se convirtieron en el medio favorito de la banca para mejorar sus ratios de solvencia sin tener que ampliar capital. Sin embargo, la crisis financiera puso en entredicho la capacidad de estos instrumentos para absorber pérdidas, al mismo tiempo que dejaban en el aire a los inversores en caso de que la entidad emisora entrara en pérdidas.

Ahora, las preferentes han quedado en fuera de juego, y los bancos han comenzado a recomprar a los inversores estos instrumentos. Entre las entidades que han adoptado decisiones de este tipo se encuentran Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell

Frente a ellas, los ‘CoCos’ son instrumentos de deuda que pasan a convertirse en acciones bajo determinados supuestos o contingencias. Por regla general, suele utilizarse como baremo que el banco mantenga un determinado ratio de capital, que en caso de perderse obligue a la conversión. Es decir, si una entidad emite un ‘CoCo’ ligado a mantener un core capital del 9%, en el caso de que el ratio se sitúe por debajo, los bonos son convertidos obligatoriamente en acciones.

No obstante, los bonos pueden adoptar otros supuestos, como exigir la conversión obligatoria en una fecha fija. Estos títulos computan como core Tier 1 para la EBA.