Rato: «No actuábamos en solitario, estábamos completamente controlados por el Banco de España»

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El expresidente de Bankia se muestra muy molesto con el calificativo de ‘tarjetas black’: “No hay nada menos negro que una tarjeta nominativa”. Rodrigo Rato ha concedido hoy una entrevista para dar su opinión sobre el informe de los peritos del Banco de España, en el que concluyen, entre otras cosas, que las cuentas de Bankia presentadas por el exministro de Aznar y su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri no reflejaban la realidad de la entidad. Tal y como ha explicado en Onda Cero, “no puedo estar de acuerdo con esa afirmación” porque las cuentas de la entidad estaban sometidas “a dos procesos extraordinarios: uno de fusión controlado por el Banco de España, y otro de salida a Bolsa controlado por el Banco de España y la CNMV”.

El expresidente de Bankia ha remarcado además que desde el Banco de España “mandaron una carta a cada caja indicando por escrito su visión sobre situación y los números”, así como “las pérdidas en las que podríamos incurrir” en diciembre de 2010 (siete meses antes de la salida a Bolsa). Tras ello, Rato ha asegurado que tiene esas cartas, que también obran en el sumario. «No actuábamos en solitario, estábamos completamente controlados por el Banco de España», ha insistido Rato, que ha aseverado que «no teníamos ninguna intención de engañar a nadie» y «no teníamos ninguna posibilidad de hacerlo».

Las mencionadas cartas del Banco de España especificaban “partida por partida las pérdidas esperadas” en las que se podía incurrir, y “se leyeron en todos los Consejos de Administración”, ha relatado el exministro. También ha recordado que “los que estaban con nosotros” controlando todo el proceso “eran inspectores” y “la carta del Banco de España estaba firmada por el director general de inspección, que compareció este verano y dijo que las cuentas de Bankia eran coherentes”. Es por ello que este nuevo informe “será una parte muy importante de lo que tendremos que discutir en el juzgado”.

Por otro lado, al ser preguntado por las órdenes de salida a Bolsa de Bankia, Rato ha aseverado que estas órdenes “no se engordan, o las hay o no”. “Teníamos el doble de exigencia, en vez del 20% de emisión, el 40%, y cumplimos con el 100%”, ha recordado el expresidente de la entidad, que ha aseverado que “si hubiésemos hecho un engorde” al día siguiente “la acción no se hubiese mantenido”.

A su juicio, es “sorprendente” que en el informe de los peritos del Banco de España “no se tenga en cuenta que estábamos en un mercado competitivo en el que los inversores estudiaban la información”. Tras ello, ha remarcado que la salida a Bolsa de Bankia “no fue una conspiración, salimos en condiciones difíciles”, pero “como después se ha demostrado no todo lo que se provisiona son pérdidas”. “Las provisiones no son agujeros, son previsiones de que las cosas van a mejorar. Hay veces que te toca el mal momento, y qué le vas a hacer. Este informe, en mi opinión, es muy discutible”, ha aseverado.

Además, sobre el hecho de que el informe ponga en tela de juicio el trabajo de Deloitte, Rato ha explicado que a pesar de que ha tenido sus “diferencias” con esta empresa, hay que recordar que “es la primera auditora de España y llevaba auditando a Bancaja y Bankia años”. Es por ello que no le encuentra sentido a que los inspectores del Banco de España obvien o digan que “es discutible” los informes que “año tras año” presentaba la auditora “sin ninguna salvedad”. “Quiero dejar claro que no había ninguna intención de engañar, ni ninguna posibilidad”, ha repetido el exministro.

Tarjetas black

Asimismo, en referencia a lo que dice el informe de los peritos sobre las ‘tarjetas black’, considerando que hubo clara intención de ocultarlas, Rato lo ha negado. “El término no es exacto, no hay nada menos negro que una tarjeta nominativa. De negro nada”, ha afirmado.

Tras ello, ha remarcado que se trata de tarjetas que “empiezan en el 94” y que estaban integradas “en el circuito normal, contratadas con VISA”. “Eran para gastos particulares, en mi caso entendí claramente que era parte de mi salario, y nunca tuve noticias de que nadie pensase lo contrario”, ha relatado.

“Y ahora conocemos que la Agencia Tributaria estuvo investigando esas tarjetas”. Tal y como ha dicho, “nunca recibí ningún informe que dijese que había problemas con esas tarjetas. Eran de uso personal, tenían que estar sometidas a un procedimiento de salario. Hasta qué punto la Agencia Tributaria las conocía, ya lo veremos, para eso están los tribunales”, ha dicho, tras lo que ha insistido en que “era imposible que fueran negras”.

Por último, sobre la solicitud del juez Andreu a Lazard para que le remita información sobre el salario percibido por Rato cuando trabajó para esta compañía (estuvo allí tras su salida del Fondo Monetario Internacional), el exministro ha afirmado que su trabajo allí “no es incumpatible legalmente desde ningún punto de vista” con la salida a Bolsa de Bankia, que fue ‘capitaneada’ por Lazard.

“Lo que puede querer saber el juez es cuál era mi retribución, que estaba ligada a mi contrato, firmado en 2007, con finiquito en enero de 2010. Yo conocía a Lazard y creía que iban a dar buen servicio en la salida a Bolsa de Bankia, y creo que lo hicieron. Mi contrato con ellos era legal, transparente, como cualquier otro contrato”, ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA