La Audiencia Nacional considera “utópico” recuperar el dinero del rescate de las cajas

Oficina de CatalunyaCaixa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El tribunal rechaza suspender cautelarmente la adjudicación de CatalunyaCaixa al BBVA. La Audiencia Nacional ha rechazado suspender cautelarmente la adjudicación de CatalunyaCaixa a BBVA, como le había pedido la CUP, al considerar “utópico” pretender que el valor de la venta esté determinado por la recuperación del dinero público destinado al rescate de la entidad. Las ayudas que el FROB inyectó en la caja rescatada ascendieron a 12.052 millones de euros, mientras que la venta a BBVA se cerró por apenas 1.187 millones, unas pérdidas para el erario público de casi 11.000 millones.

En un auto recogido por la agencia Efe, la sala contencioso-administrativa de la Audiencia Nacional, que ha admitido a trámite un recurso de la CUP contra la adjudicación de CatalunyaCaixa al BBVA, rechaza la petición de la formación parlamentaria catalana de suspender cautelarmente la operación, que se acordó en julio pasado.

La CUP recurrió ante la Audiencia Nacional contra la venta de CatalunyaCaixa al BBVA, al estimar que era “fraudulenta”, ya que se cerró por 1.187 millones de euros, pese a que el Estado había inyectado dinero público a la entidad catalana por valor de 12.052 millones de euros para su saneamiento.

En el auto, el tribunal, presidido por el magistrado José Luis Gil, da por buenos los argumentos esgrimidos por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), por lo que rechaza la petición de la CUP de que, como medida cautelar, se suspendiera la adjudicación. Según el tribunal, el valor que se tiene que atribuir en el proceso de adjudicación de CatalunyaCaixa “es el que da el mercado”.

“Pretender que el valor venga determinado por la recuperación del dinero público aplicado, resulta utópico”, remarca la sala, que recuerda que la entidad rescatada tenía un “elevado pasivo” que la hacía “inviable”.

“Podrá discutirse todo, pero en este momento destaca la oferta de la adjudicataria frente a las formuladas por las otras dos entidades intervinientes”, insiste el tribunal en un auto en el que señala que la “situación de deterioro” de una entidad bancaria “suele producir efectos negativos por la alarma que se produce”.