BBVA aflora pérdidas millonarias por sus últimas ‘aventuras’ en China y Turquía

Sede del BBVA
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La operación para controlar un 40% de Garanti obliga a BBVA a reconocer unas pérdidas de 1.500 millones de euros por la depreciación de su participación inicial. Las operaciones corporativas en las que se ha embarcado el BBVA en China y Turquía no han sido todo lo ventajosas que en principio se habrían previsto, obligando al banco que preside Francisco González a aflorar pérdidas millonarias: Si la toma de control del turco Garanti ha obligado a la entidad a reconocer unas pérdidas de 1.500 millones de euros por la depreciación del valor de su participación inicial, hace poco más de un año la venta del 5,1% en el chino Citic ya supuso un impacto negativo de unos 2.300 millones de euros, que se cargó a los resultados de 2013.

Ayer, BBVA anunció un acuerdo para la compra de un 14,89% adicional de Turkiye Garanti Bankasi a su socio, el Grupo Dogus, por un importe máximo de 5.566 millones de liras turcas (1.988 millones de euros) para convertirse en el primer accionista del banco turco. Tras la transacción, la participación de BBVA en Garanti alcanzará el 39,9%, mientras Dogus se mantiene como accionista de referencia con un 10%.

El acuerdo establece que BBVA pagará un máximo de 8,90 liras turcas por acción, dentro de una operación que exige valorar la participación actual del 25,01% que BBVA posee de Garanti a valor razonable, resultando en un impacto contable negativo de unos 1.500 millones de euros en la cuenta de resultados del grupo, fundamentalmente motivado por la depreciación de la lira frente al euro desde la inversión inicial en 2011. No obstante, el banco matizó que de dicha cantidad, únicamente unos 400 millones tendrán impacto en capital, ya que el resto ya ha sido reconocido previamente.

No obstante, el impacto en cuenta de resultados no supone ninguna salida adicional de caja y se contabilizará cuando se cierre la operación, que está previsto en el ejercicio 2015. La participación adicional incrementará el beneficio del grupo en más de 250 millones de euros en 2016, en base al consenso de analistas sobre los resultados de Garanti.

Estas pérdidas afloradas se producen apenas un año después de que BBVA vendiese un 5,1% de China CITIC Bank Corporation Limited (CNCB) una operación cuyo tratamiento contable tuvo un impacto negativo de unos 2.300 millones de euros en el beneficio de 2013. El banco que preside Francisco González cerró la operación por unos 944 millones de euros, lo que permitía una mejora de 72 puntos básicos en la ratio core capital BIS III fully loaded, es decir, asumiendo ya todos los impactos sobre capital de la nueva normativa.

Como parte de la operación BBVA y CNCB revisaron su acuerdo estratégico para eliminar obligaciones de exclusividad que afectaban a BBVA en la República Popular de China y para analizar nuevas líneas de cooperación.

La nueva situación conllevaba un cambio en el tratamiento contable de la participación, que pasaba a ser considerada como una participación financiera no significativa, registrada como disponible para la venta. Así, este cambio contable se tradujo en un impacto extraordinario negativo en el beneficio atribuido de este ejercicio de aproximadamente 2.300 millones de euros, provocado por la puesta a valor de mercado de la totalidad de la participación (15%) de BBVA en CNCB. Tras la venta, BBVA mantiene una participación del 9,9% en CNCB.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA