Iberdrola inaugura en Inglaterra su primer parque eólico marino

West of Duddon Sands
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

West of Duddon Sands, de 389 megavatios de potencia, es la primera instalación offshore puesta en marcha por una empresa española y suministrará electricidad a unos 280.000 hogares. El ministro de Energía y Cambio Climático británico, Ed Davey, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el vicepresidente de Dong Energy, Samuel Leupold, han inaugurado esta mañana el parque eólico marino de West of Duddon Sands (WoDS).

Esta instalación offshore, que ha sido desarrollada por Iberdrola a través de su filial británica ScottishPower Renewables y en consorcio con la empresa danesa Dong Energy, ha supuesto una inversión de 2.000 millones de euros y se ha podido poner en marcha dos meses antes de lo previsto.

Durante el evento, Galán ha destacado que esta infraestructura “ha superado con éxito numerosos desafíos tecnológicos, demostrando la capacidad del Reino Unido para construir grandes proyectos de energías renovables, tanto por la cualificación de su mano de obra y excelente ingeniería como por el desarrollo de la cadena de suministro, la logística y sus instalaciones”.

Asimismo, ha querido “agradecer la labor de las más de 1.000 personas que han participado en la construcción, desde los ingenieros eléctricos a los técnicos de obra y biólogos marinos. El mayor desafío ha sido, sin duda, la coordinación efectiva de todos los elementos y fases de un proyecto tan complejo como éste. Gracias a la minuciosa planificación y ejecución y al excelente trabajo en equipo el parque ha entrado en operación con antelación”.

Finalmente, Ignacio Galán ha explicado que “se trata del primer parque eólico marino del Reino Unido en cuya construcción se han empleado los métodos y tecnologías más avanzados”. En este sentido, ha señalado que “contar con dos barcos tan sofisticados y unas excelentes instalaciones en el puerto de Belfast ha permitido culminar las obras de forma más eficiente” y que, “en otras circunstancias, la meteorología adversa que sufrió el Reino Unido el pasado invierno habría ocasionado varios meses de retrasos”.

Situado a unos 20 kilómetros de la costa de Barrow-in-Furness, en el noroeste de Inglaterra, el emplazamiento en el que se ubica WoDS cubre un área de unos 67 km2. El parque dispone de 108 turbinas, suministradas por Siemens, cuya capacidad unitaria asciende a 3,6 MW y su entrada en funcionamiento ha incluido la instalación de más de 200 kilómetros de cables submarinos.