Los sindicatos de Unicaja ‘se aferran’ a los test de estrés para pedir a Medel que no recorte los sueldos

Sucursal de Unicaja
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La entidad andaluza presentó un exceso de capital en el escenario adverso de los test de estrés de 1.140 millones de euros. Unicaja pasó con nota la evaluación global del Banco Central Europeo (BCE) cuyos resultados se conocieron el pasado domingo, hasta el punto de que en el escenario estresado presentó un exceso de capital sobre el mínimo exigido de 1.140 millones de euros. En ese sentido, los sindicatos aprovechan esta situación para pedir a la entidad que preside Braulio Medel que desista del plan de recorte de sueldos con el que ha estado amagando durante los últimos tiempos.

“Este momento y esta ocasión nos da pie para reafirmarnos en nuestra postura de negarnos a cualquier tipo de ajuste salarial que la entidad estuviera tentada a realizar”, señala la sección sindical de UGT en Unicaja, que destaca que “la seguridad en el salario es un concepto básico para que una persona pueda hacer planes de futuro o acometer proyectos en el presente”.

“Eso se ha puesto en duda seriamente con la rebaja salarial que desde hace un par de años ha intentado poner en marcha la entidad, al amparo de la reforma laboral”, considera el sindicato, que entiende que “ahora es el momento de que Unicaja desista públicamente de sus intenciones de ajustes, para tranquilidad de toda la plantilla”.

Pero UGT va un paso más allá y pide a la entidad que preside Braulio Medel que vuelva a dotar a las oficinas del “personal suficiente”. “Aunque los bancos han superado las pruebas de estrés, los trabajadores siguen estresados, por eso decimos que ha llegado la hora de trasladar estos buenos resultados a la plantilla”, señala.

Unicaja ha sido uno de los mejores bancos españoles que mejor nota ha sacado en la evaluación global realizada conjuntamente por el BCE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA). En lo que se refiere a la revisión de la calidad de los activos (AQR), el impacto para el agregado del grupo, incluido Banco Ceiss, fue casi inmaterial, ya que supuso un ajuste de apenas 66 millones de euros en términos de capital, lo que pone de manifiesto “la elevada calidad de sus activos y el excelente nivel de cobertura de los mismos”, señaló la entidad.

En relación a los test de estrés, Unicaja presentó en el escenario base o situación macroeconómica central, un coeficiente CET1 (indicador que comprende los recursos de capital de la máxima calidad) del 11,9% (3.942 millones de euros), lo que supone 3,9 puntos porcentuales por encima del mínimo exigido (8,00%). En el escenario adverso el coeficiente CET1 se situó en el 8,9%, (2.990 millones), 3,4 puntos por encima del mínimo exigido (5,5%), lo que en valores absolutos representaba un exceso de capital de 1.285 millones y 1.140 millones respectivamente.