Credit Suisse saca provecho de la amnistía fiscal de Montoro y duplica su negocio de banca privada en España

Sucursal de Credit Suisse
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La gestión de activos en fondos de inversión y las siempre polémicas Sicav representan el 50% del negocio del gigante bancario suizo en España. Credit Suisse prácticamente ha duplicado los activos de clientes en España desde que el país entró en recesión en 2011, según recoge la prensa internacional, y el banco suizo espera que la tendencia continúe ante los síntomas de recuperación económica. En concreto, desde 2011 y sin valerse de ninguna adquisición, los activos bajo gestión de la entidad se han disparado un 80%, en palabras del jefe ejecutivo de la división española, Miguel Matossian, que no descarta alguna operación corporativa en el futuro.

Los clientes comenzaron a acercarse al banco suizo después de que el colapso del mercado inmobiliario obligase a España a reestructurar el sector bancario. La amnistía fiscal de 2012 fue otra gran ayuda, ya que permitió que se repatriaran activos no declarados sin una sanción penal.

“La amnistía fiscal y el fin de la incertidumbre sobre España eran oportunidades para nosotros, con más riqueza regresando a España”, defiende Matossian en declaraciones a Bloomberg. “Con la reestructuración del sector bancario, el banco ha sido capaz de mostrar su fortaleza financiera. Muchos clientes que se sentían incómodos en bancos nacionales o cajas de ahorros han llegado a nosotros en busca de esa fortaleza”.

La polémica amnistía fiscal de 2012 impulsada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, permitió aflorar 40.000 millones de euros, aproximadamente un 4% del PIB, pero la recaudación fue de apenas 1.200 millones de euros, la mitad de lo previsto, según las cifras publicadas por el propio Ministerio.

La gestión de activos en fondos de inversión y las Sicav representan el 50% del negocio de Credit Suisse en España. A finales de septiembre gestionaba más de 2.500 millones de euros en estos instrumentos, según datos de la asociación de fondos españoles Inverco.

La unidad de banca privada y gestión de fortunas de Credit Suisse gestiona en total unos 1,3 billones de francos suizos (algo más de un billón de euros), si bien el banco no desglosa las cifras por países.