Arturo Fernández se presenta como víctima de las ‘tarjetas b’ al compararse con los preferentistas

Arturo Fernández, presidente de la CEIM
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la CEIM, que gastó 37.000 euros con la tarjeta opaca de Caja Madrid, dice ahora sentirse como muchos preferentistas. Arturo Fernández ha provocado una oleada de indignación en Twitter al presentarse en el programa ‘Espejo Publico’ de Antena 3 como una víctima de las ‘tarjetas b’ de Caja Madrid y compararse con los preferentistas.

Y es que los internautas critican que el presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, haya dicho sentirse “tan abrumado y avergonzado como muchos preferentistas por las tarjetas B de Caja Madrid.”

El empresario ha afirmado que no le extraña la indignación de los preferentistas por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid que utilizaron algunos consejeros de la entidad hasta gastarse 15 millones de euros, cuando él mismo se gastó 37.000 euros.

“Entiendo perfectamente que haya una alarma social porque es un tema grave y yo reconozco que esta situación es incomprensible. Lo único que puedo decir es que cuando tenía la tarjeta nunca pensé que era opaca”, se ha justiticado Fernández, quien ha asegurado que está “tan abrumado y avergonzado como muchos preferentistas de Caja Madrid”. De hecho, ha apuntado que él mismo es cliente de la entidad desde hace cuarenta años, declaraciones recogidas por Europa Press.

Fernández ha dicho que cuando le dieron esta tarjeta, con un límite anual de 11.000 euros, “nunca” pensó que era opaca y no pagaba impuestos. «No tiene sentido que una caja como Caja Madrid te pueda dar una tarjeta black», ha apostillado.

Y ha reconocido que seguramente tendrían que haber preguntado si esa tarjeta era correcta o no, preguntas que, según ha asegurado, se está haciendo desde que ha salido el caso y espera que se pueda aclarar.

El dirigente empresarial ha explicado que él ya devolvió los 37.000 euros que gastó con su tarjeta y ha señalado que ahora “parece ser que hay que mandarlo a una cuenta especial de la Fiscalía”, cosa que hará en cuanto le devuelvan el dinero.