CCOO expulsa a los tres implicados del sindicato en el escándalo de las ‘tarjetas b’ de Caja Madrid

Sede de CCOO
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CCOO avisa de que adoptará todas las iniciativas legales para que se devuelva la totalidad de las cantidades dispuestas de las tarjetas. La Comisión Ejecutiva de CCOO de Madrid ha aprobado hoy la apertura de expediente disciplinario para proceder a la expulsión de las tres personas vinculadas a CCOO de Madrid implicadas en el escándalo de las ‘tarjetas b’ de Caja Madrid: Rodolfo Benito, Antonio Rey y Juan José Azcona.

En un comunicado, el sindicato insta además a estos tres antiguos consejeros de la entidad a devolver en su integridad los importes dispuestos de las tarjetas. En ese sentido, CCOO avisa de que adoptará todas las iniciativas legales, bien propias o como acusación en causas ya abiertas, para que se devuelva la totalidad de las cantidades dispuestas de las tarjetas y se esclarezca si en dichos comportamientos se ha incurrido en algún delito, para de esta manera resarcir el “inmenso daño” que estas prácticas han ocasionado a las CCOO y en especial a sus afiliados y afiliadas.

Estas decisiones se han adoptado toda vez que el 3 de octubre la dirección del sindicato se dirigió a las tres personas vinculadas a CCOO de Madrid, solicitando su colaboración para aclarar el uso que de dichas tarjetas habían realizado, estableciendo un plazo de una semana para ello.

El lunes 6 de octubre, cuando aún no se conocía el uso pormenorizado que se había hecho de las tarjetas, la Comisión Ejecutiva de CCOO de Madrid puso en marcha los mecanismos internos para esclarecer la utilización de dichas tarjetas por las personas vinculadas al sindicato.

Transcurrido dicho plazo, la Comisión Ejecutiva de CCOO de Madrid no ha recibido ninguna explicación del uso que se hizo de las mencionadas tarjetas por ninguna de dichas personas. En consecuencia con todo lo expuesto la Comisión Ejecutiva de CCOO de Madrid ha adoptado las medidas mencionadas, reiterando que la presencia de personas vinculadas a CCOO de Madrid en los Órganos de Gobierno de Caja Madrid “en ningún caso tenía como objetivo la utilización de recursos económicos para uso personal, por lo que nunca debió aceptarse esta forma de retribución”.