Almunia promete que no entrará en el consejo de administración de ninguna empresa

Joaquín Almunia, comisario de Competencia saliente de la Comisión Europea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El comisario saliente se lamenta de que en Bruselas “no hemos logrado convencer a Alemania de que actuase en la misma dirección”. El comisario de Competencia saliente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha defendido que no tiene un proyecto definido una vez que abandone el Ejecutivo comunitario, si bien ha aclarado que “tengo claro que no voy a volver a la política activa ni a participar en actividades empresariales dentro de un consejo de administración”.

En una entrevista concedida hoy al Canal 24 Horas, ha explicado que tampoco intentará beneficiarse de los contactos que ha podido acumular durante los años que ha permanecido en Bruselas. Almunia, se ha desmarcado asimismo por la polémica en el nombramiento de Miguel Arias Cañete como comisario Europeo de Energía y Clima, apoyado por parte del partido socialista europeo pero con la negativa del PSOE. “Son ellos los que están en contacto con las fuerzas políticas”, ha señalado en referencia a los socialistas españoles, aunque “nosotros seguimos el proceso”.

El todavía comisario se ha lamentado además de que a pesar de los “muchos esfuerzos” y “propuestas ambiciosas” que ha puesto sobre la mesa Bruselas para acelerar la salida de la crisis, en ocasiones no ha contado con la “capacidad de convicción suficiente” para que todos los países actuaran al unísono. En ese sentido, Almunia ha defendido también que “la Comisión no ha actuado al dictado de Alemania”, lo que ocurre es que “no hemos logrado convencer a Alemania de que actuase en la misma dirección”.

Para Almunia, “existe riesgo” de una tercera recesión en Europa porque hay una “caída de la demanda externa”, “riesgos geopolíticos” como Ucrania y “retracción de los inversores privados” que prefieren desendeudarse antes de tomar riesgos. A su vez muchos bancos se encentran a la espera del nuevo supervisor europeo, el BCE, que está exigiendo a los bancos que “antes de prestar más pongan en orden sus cuentas”.

El comisario de Competencia considera que “Europa necesita crecer más y crear más empleo” y en “buena medida” para ello se necesita inversión pública. Sin embargo, “ ni podemos inventarnos dinero ni podemos eliminar las divergencias entre los países para que pongan ese dinero”, ha explicado, para insistir en que es necesario que haya “más integración europea y menos reticencias a tomar decisiones en común”.