Virgilio Zapatero niega el uso de ‘tarjetas b’ y carga contra Pedro Sánchez: “No acepto chantajes”

Sucursal de Caja Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El exministro socialista acusa a Pedro Sánchez de “oficiar de justiciero” y convertir al PSOE en “un mero experimento populista”. El exministro socialista y antiguo consejero de Caja Madrid Virgilio Zapatero ha salido al paso de las acusaciones sobre el uso de una ‘tarjeta b’ de la entidad, en una carta remitida a la dirección del PSOE en la que critica además las declaraciones del secretario general del partido, Pedro Sánchez, al que acusa de oficiar de “justiciero”.

“No he tenido ninguna tarjeta B en mi vida, ni negra, ni black, ni fantasma, ni opaca como os gusta decir”, señala Zapatero en un duro comunicado. Según lo publicado por diversos medios, el exconsejero de Caja Madrid habría gastado 36.000 euros con su tarjeta de la entidad.

“He declarado todos los ingresos que he percibido, liquidé sin que nadie me lo pidiera hace dos años todos los gastos de representación de 2011 y los de 2010 que conocía”, señala “y, puesto que habláis de ética, renuncié hace dos años a 200.000 euros a los que legalmente tenía derecho, sin publicidad alguna y sin que nadie me lo pidiera, en razón de la grave situación de la entidad”.

“Después de 42 años en el partido socialista, no acepto chantajes ni presiones para que no hable”, señala Virgilio Zapatero, que avisa de que utilizará “todos los medios legales para defender mi honor” a pesar de que “lo más cómodo para mí sería aceptar vuestras presiones y pedir la baja del partido socialista, que es lo que ya pedís expresamente en vuestra permanente búsqueda de titulares”.

“No lo haré”, aclara, “porque es una injusticia y un pésimo precedente para este partido”. Ante la posibilidad de que sea expulsado del PSOE cautelarmente, lo que llega a calificar de “monstruosidad”, avisa a la dirección del partido de que “vais a tener que seguir un proceso debido, con todas las garantías para que yo pueda hablar e informar de lo que no queréis saber así como defender mi honor, cosa que ‘el PSOE de antes’ garantizó siempre a todos”.

Virgilio Zapatero se muestra especialmente crítico con “la forma de proceder” del nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, “quien sin haberme pedido una mínima información ni explicación y, por tanto, sin conocimiento de nada, ha anunciado reiteradamente a la prensa que no le importa si el uso de las tarjetas de las que viene hablando la prensa en estos días sea legal porque lo que él busca es una decisión implacable”.

“Sin conocer los hechos, los prejuzga y los califica oficiando de justiciero”, critica Virgilio Zapatero, que considera que “esta forma de entender la política” por parte del secretario general y su secretario de organización, César Luena, “aparte del daño que suponen para mí y mi familia, no tienen que ver nada con la transparencia, la ejemplaridad ni la ética”.

“Violenta las mínimas garantías, no redunda en el prestigio del partido socialista, ni proporciona réditos políticos si es eso lo que se busca, y puede terminar por confundir a este partido centenario, a quien tanto debo y algo he servido, en un mero experimento populista”, concluye.