Triodos Bank ¿un banco ético?: despide a una empleada tras ser nombrada portavoz de CCOO

Sucursal de Triodos Bank

CCOO denuncia el despido de su portavoz en la entidad un día después de su nombramiento, pero el banco niega las acusaciones al asegurar que desconocía las relaciones sindicales de la empleada. El pasado viernes 6 de junio Triodos Bank anunció el despido de una empleada que, casualmente, había sido elegida secretaria general de la sección sindical de CCOO para esta entidad el día antes. El sindicato exige su readmisión inmediata. Sin embargo, desde el banco se asegura que el motivo de su despido no tiene que ver con las relaciones sindicales de la empleada.

“El jueves 5 de Junio por la tarde tuvo lugar la asamblea de afiliadas y afiliados de CCOO en Triodos Bank para constituir su Sección Sindical, donde se eligió por unanimidad como Secretaria General a nuestra compañera Silvia. Al día siguiente, viernes 6 de Junio, la recién elegida Secretaria General es despedida con una carta en la que, sin concreción alguna, se le imputan falsas acusaciones: trabajo ineficiente, deslealtad, falta de compañerismo. No había existido ninguna comunicación previa por parte de sus superiores en este sentido. ¿Es éste el comportamiento de un Banco pretendidamente ético?”, se cuestiona CCOO a través de un comunicado hecho público este lunes.

El sindicato, en el citado comunicado, afirma que “este despido ilustra de forma nítida la gestión de los recursos humanos en una línea diametralmente opuesta a los principios éticos que el Banco dice defender y que constituyen el eje vertebrador de su política comercial”. “La Dirección de Triodos olvida que la falta de respeto a los derechos de sus propios empleados dinamita la exigible coherencia en una Entidad que vende en el mercado su compromiso con principios que se desvelan como más estéticos que éticos”, subraya.

No obstante Triodos Bank se defiende de estas acusaciones al advertir que “las causas de la finalización de la relación laboral con la empleada no tuvieron relación con este hecho ya que, con anterioridad a que se produjese, el banco no había tenido constancia alguna de su afiliación a un sindicato ni de otro tipo de vinculación por su parte. En este sentido, la empleada no había ejercido labores de representación de los trabajadores”.