Deutsche Bank logra suprimer beneficio en seis años: 13 millones de euros

Deutsche Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, obtuvo un beneficio neto atribuido de 113 millones de euros en 2020, frente a las pérdidas de 5.718 millones contabilizadas en el ejercicio anterior, gracias a los buenos resultados de la división de banca de inversión, según ha informado la entidad. Es la primera vez en seis años que cierra el ejercicio con ganancias.

La cifra de negocio de Deutsche Bank alcanzó los 24.028 millones de euros, un 3,7% más que un año antes, con un crecimiento del 32% del negocio de banca de inversión, hasta 9.283 millones, impulsado por la volatilidad de los mercados.

El resto de las unidades de negocio de la entidad registraron caídas de la facturación, con un retroceso del 2% en el área corporativa, hasta 5.145 millones de euros, y del 1% en el negocio de banca privada, hasta 8.126 millones, mientras que la división de gestión de activos ingresó un 4% menos, hasta 2.229 millones.

En el conjunto de 2020, Deutsche Bank elevó a 1.792 millones de euros las provisiones por el deterioro crediticio, un 148% más que en 2019, cuando reservó 723 millones.

En el último trimestre de 2020, la entidad obtuvo un beneficio neto atribuido de 51 millones de euros, en contraste con los ‘números rojos’ de 1.518 millones contabilizados en el cuarto trimestre de 2019, mientras que su cifra de negocio aumentó un 1,9%, hasta 5.453 millones, y las provisiones por riesgo de crédito se estabilizaron en 251 millones, frente a los 247 millones de un año antes.

Por otro lado, el banco alemán destacó que sus costes ajustados en 2020 disminuyeron un 9%, hasta 19.500 millones de euros, en línea con lo previsto, tras encadenar doce trimestres consecutivos de reducción.

«En el año más importante de nuestra transformación, pudimos compensar con creces los efectos relacionados con la misma y las elevadas provisiones crediticias, a pesar de la pandemia mundial», destacó Christian Sewing, consejero delegado de Deutsche Bank, quien afirmó que la entidad ha construido bases firmes para una rentabilidad sostenible, por lo que confía en que esta tendencia positiva general continuará en 2021.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA