CSIF lamenta que Illa abandone el Ministerio de Sanidad sin endurecer las restricciones contra el covid-19

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, informa al Pleno del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación del covid-19 y la solicitud de autorización de su prórroga.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lamentado que Salvador Illa deje mañana el Ministerio de Sanidad sin haber atendido la petición de los científicos y de las comunidades autónomas de endurecer las restricciones contra el covid-19.

A juicio de la organización, la gestión sanitaria de Illa ha estado marcada, en el caso del coronavirus, por los «problemas» de coordinación con el resto de administraciones y por su «falta de interlocución» con los representantes de los trabajadores. Por ello, ha destacado la necesidad de que el futuro ministro reactive el diálogo social tras un año de parón, refuerce las plantillas y planifique los recursos.

«A estas alturas de la pandemia, seguimos sin saber de cuántos profesionales de la Sanidad dispone el Sistema Nacional de Salud (SNS) y recordamos que Illa fue el responsable máximo del desabastecimiento de EPIs, que provocó el contagio de más de 55.000 profesionales en la primera ola de la pandemia», ha denunciado el CSIF.

De hecho, ha recordado que llevan más de 20 días reclamando el nombramiento de un nuevo ministro, y han avisado de que también ha llegado el momento de sustituir a Fernando Simón como director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio.

«Hace falta un nuevo equipo que dé un golpe de timón y aporte credibilidad y solvencia para afrontar lo que queda de pandemia», ha aseverado CSIF, para subrayar la importancia de poner en marcha un plan estratégico a 5-10 años en España para situar a España en la media europea en número de profesionales sanitarios.

Además, el sindicato ha informado de que su línea de acción dentro de la negociación con el Ministerio se va a centrar en reconocer el contagio por Covid como enfermedad profesional; en realizar una homologación en la Selección y Provisión de puestos de trabajo en todo el Sistema Nacional de Salud; garantizar la capacidad retributiva que evite competencia entre las comunidades autónomas; y en tender a la homogenización de la acreditación de las competencias, su evaluación, y las retribuciones derivadas de los sistemas de Carrera.

También va a luchar por la jubilación anticipada, parcial y voluntaria; por el coeficiente reductor cotización por penosidad por el trabajo a turnos para la jubilación anticipada; por acometer estudio para la modificación del Estatuto Básico de Empleados Públicos de la disposición adicional sexta y la transitoria tercera y cuatro; y la jornada laboral de 35 horas en toda España.

Del mismo modo, el CSIF va a trabajar por el Plan de Ordenación de RR.HH. Registro de profesionales que permita planificación anticipada en caso de posibles déficit de categorías/especialidades o puestos de difícil Cobertura; la reclasificación profesional aplicado el Art. 76 del EBEP de TCAEs y Técnicos Superiores; la implantación definitiva de las especialidades de Enfermería; la reforma de la Atención Primaria; la desigualdad en las rotaciones de formación MIR; y la inclusión del Trabajo Social como profesión sanitaria.