Credit Suisse: un escándalo de los espionajes le cuesta el puesto al CEO Tidjane Thiam

Credit Suisse
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Crisis en Credit Suisse: el gigante bancario suizo ha anunciado hoy la marcha de su CEO, Tidjane Thiam, salpicado en un escándalo de espionaje. La salida supone sin embargo un brusco giro de los acontecimientos teniendo en cuenta que el banquero marfileño había sido respaldado por algunos de los principales accionistas del grupo.

Thiam será reemplazado por Thomas Gottstein, un veterano de 20 años del banco a cargo actualmente de la unidad suiza. El banco ha aclarado que el presidente, Urs Rohner, cuenta con el respaldo “unánime” de la junta para completar su mandato hasta abril de 2021.Thiam dejará el cargo después de presentar los resultados del cuarto trimestre la próxima semana.

La decisión es la culminación de un conflicto entre el CEO y Rohner que se intensificó después de que un reciente escándalo de espionaje dañara la reputación del banco. Aunque Thiam fue absuelto en una investigación interna y un directivo cercano a él asumió la culpa, Credit Suisse ha luchado por superar el escándalo después de que aparecieran más casos.

El puesto del banquero africano parecía seguro después de que los principales accionistas, incluyendo Harris Associates, Silchester International Investors y Eminence Capital, advirtiesen al consejo antes de la reunión de esta semana que no debían tomar medidas contra el CEO. En su lugar, instaron a Rohner a respaldar a Thiam o a renunciar él mismo.

“Tidjane ha hecho una enorme contribución a Credit Suisse desde que se unió a nosotros en 2015. Es un mérito suyo que Credit Suisse se apoye en unos cimientos muy sólidos y que haya vuelto con éxito a obtener beneficios”, se ha limitado a señalar Rohner en un comunicado.

Los problemas comenzaron en septiembre cuando se supo que el banco espiaba al banquero estrella Iqbal Khan después de que éste anunciara que se unía a su rival UBS Group. Los detalles que salieron a la luz tras el escándalo, incluyendo una pelea personal entre los dos ejecutivos a principios de ese año, dañaron la reputación de Credit Suisse.

Una investigación interna del banco concluyó que Thiam no sabía nada del espionaje, y que el director de operaciones Pierre-Olivier Bouee era el responsable. Bouee fue despedido a finales del año pasado. Pronto se supo que el jefe de recursos humanos, Peter Goerke, también fue seguido, lo que el banco también culpó a Bouee.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish