Correos reconoce brechas de seguridad: protocolo sin actualizar y no todo pasa por el escáner

Correos

Correos.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El protocolo de seguridad de Correos no se ha actualizado en 12 años, desde 2009. Así lo ha reconocido la empresa estatal a CCOO y UGT en una reunión exigida por estos últimos a tenor de las cartas amenazantes a María Gámez, Pablo Iglesias y Fernando Grande-Marlaska. Correos, detallan los sindicatos, ha admitido brechas de seguridad al no pasar todos los envíos por los escáneres. Algo que para CCOO y UGT es “intolerable”.

Según critican ambas organizaciones sindicales, Correos perseguía con este encuentro, por un lado, “exculparse haciendo recaer toda la responsabilidad en el trabajador de la empresa externa” y, por el otro, “pedir la colaboración de los sindicatos para que la imagen de la empresa pública no se viera dañada”. En el desarrollo de la misma, detallan en una nota, se les ha pedido “colaboración máxima y comprensión”. Eso sí, en esta cita, denuncian, no ha estado presente ni el presidente ni el director del área de operaciones”, entre otros.

“Se esconden ante la adversidad tratando de ‘echar balones fuera’, culpando a un vigilante de seguridad de una empresa externa, utilizándolo como cabeza de turco, y evitando la asunción de una responsabilidad que sin ninguna duda les corresponde”, afirman.

En relación a los datos aportados por la empresa, los sindicatos detallan que le han informado de la existencia de un protocolo de 2009, el cual únicamente se ha modificado en estos 12 últimos años en 2019, y precisamente, para su “relajación”. De esta manera, se modificó la normativa con los paquetes de menor peso de 100 gramos “para que no tuviesen que pasar por los escáneres de seguridad al llegar a los Centros de Clasificación”.

Asimismo, se ha dado cuenta en la reunión de que, “aunque exista un protocolo, la responsabilidad del funcionamiento y puesta en marcha de los escáneres en los Centros de Clasificación corresponde a la Dirección de Operaciones -ausente en la reunión- y que, por tanto, la decisión de que estuviesen activos 2 escáneres en lugar de los 4 existentes en el momento en que ocurrieron los hechos es responsabilidad de dicha área”.

Solo pasan por los escáneres el 4% de los envíos

La empresa ha reconocido que “de 22 millones de envíos diarios, anualmente solo pasan por los escáneres de seguridad un total de 300 millones”, por lo que sus propias declaraciones indican que únicamente pasan por los escáneres de seguridad aproximadamente un 4% de los envíos.

Ante esto, CCOO y UGT consideran que Correos “está minusvalorando la seguridad, dotándola de nula inversión económica y priorizando el gasto en otras áreas, especialmente en cuanto a Comunicación y Marketing se refiere”. Para los sindicatos sigue siendo clave una auditoría “que revele los posibles fallos en materia de seguridad y se depuren responsabilidades a todos los nivele”.